Inicio / Recorrido Por La Región / Veeduría y obras en Norte de Santander

Veeduría y obras en Norte de Santander

CÚCUTA.- Son de conocimiento público las gestiones de la veeduría ciudadana creada como respuesta ante tanta promesa incumplida y   desinformación respecto a las obras  urgentes para  Norte de Santander. El 28 de junio, según conclusiones entregadas por el grupo de trabajo, se afirmó que los contratos para los diseños de las obras indispensables para la reparación de la carretera Cúcuta-Ocaña tenían retraso de un mes. Hoy,  después de dos meses, se firmaron los  contratos por $16.300 millones, de los cuales $1.141 millones serán para la interventoría  y    $15.159 millones para las obras.  La cifra es  pequeña, comparada con el estado y la longitud  de la vía y es casi la despedida del Fondo Nacional de Calamidades, y no tendrá adicciones. La inversión permitirá que se restablezca la circulación,  con un mínimo de seguridad, para carga   pesada. Estas obras deben ejecutarse en   máximo cuatro meses.

La vía Cúcuta-Bucaramanga tiene asegurados los arreglos en lo referente al tramo Pamplona-Cuesta Boba, mediante contrato firmado por $1.700 millones con  Retromáquinas. En 20 días estará  transitable en condiciones mínimas para  vehículos de carga. Quedará  de nuevo Pamplona comunicada con Bucaramanga.

La carretera Cúcuta-Pamplona continúa sin paso para vehículos de carga y con peligro que se cierre el paso para vehículos pequeños sin que se tenga noticia de que así  ocurriría  y no ha habido interlocutor para tratar ese asunto. Norte de Santander continuará asumiendo los costos de la incomunicación y corriendo el riesgo que colapse alguno de      los puentes entre Cúcuta y Ocaña por el recargo y la falta de control en los  puentes, empezando por el más cercano que es  el  Ospina Pérez sobre el río Zulia.

La vía Cúcuta-Puerto Santander tiene aprobados $4.150 millones y no se ha firmado contrato. Cúcuta-San Faustino tiene asignados $5.000 millones  y están en proceso $6.080 millones, que se espera que estén aprobados, con contratos firmados,  antes del 15 de agosto.

En el informe sobre la carretera de La Soberanía se escuchó decir “está peor que una carreterita de finca de pobre”. “Está buena para un documental de Discovery”. El promedio  de tiempo para recorrerla,  en el momento de la reunión, se calculaba en 15 kilómetros por hora;  según información de los trasportadores, puede   estar   en  10   o   menos  kilómetros, porque las lluvias  han cerrado el paso en el kilómetro 41, Quebrada del Oro, en el kilómetro 113 y otros puntos. Hay aprobados  $6.000 millones sin firma de contrato para  esta carretera paralela al mayor oleoducto  de Colombia y de un gasoducto construido  no hace dos años y con la esperanza de hacer otro  de mayor envergadura por donde pasará más petróleo que contribuirá a disminuir las desigualdades en la Colombia más desarrollada, porque la otra Colombia no es tenida en cuenta como lo demuestra el estado de esta vías.

 Este es el resumen  del estado de nuestra infraestructura vial a ocho días de cumplirse  el primer año de Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

RODOLFO MORA

Presidente de Fenalco-Cúcuta

 

 

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

EL CATATUMBO. Finanzas para la Equidad combatirá el ‘gota a gota’

BOGOTÁ.- Productores agrícolas de El Catatumbo se beneficiarán con la puesta en marcha de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.