Inicio / Destacado Barra / MENSAJE DEL OBISPO. La santidad de los sacerdotes está en las rodillas de los fieles
Si “no hay vida interior, el apostolado y la pastoral se convierten en una función. Y si se convierten en función, se convierten en fuente de entrada económica”. / Fotos: contraluzcucuta

MENSAJE DEL OBISPO. La santidad de los sacerdotes está en las rodillas de los fieles

CUCUTA.- Monseñor José Libardo Garcés, obispo de Cúcuta, reconoció que “vivimos en una sociedad dividida por diversas razones”. El mensaje lo impartió en la homilía del 19 de marzo, Día de San José, delante del presbiterio de la Diócesis en pleno. La eucaristía se celebró en la Catedral.

Pidió “llegar a la raíz de la división” en las parroquias, los sectores pastorales y las comunidades eclesiales, “donde el sacerdote debe activar el carisma de la unidad”, que “es el signo visible que muestra que es posible vivir de manera distinta”.

La comunidad misionera eclesial, en unión con el párroco, no debe ser una metodología pastoral, sino “la esencia de la vida de la Iglesia, incluso en los sectores más periféricos de las parroquias”. Reiteró que “el mundo y nuestros fieles creerán en la medida que les mostremos la unidad en este presbiterio”.

Monseñor Garcés les recordó que “el sacerdote de hoy debe ser un pastor, un misionero, al servicio de la comunión. Vive en gracia de Dios”. Para ser constructores de unidad y artífices de comunión en la Iglesia deben mostrar, como sacerdotes, un comportamiento que abra espacio y tenga acogida entre los fieles.

Instó a cada sacerdote a preocuparse por sus hermanos, sobre todo por los que en algún momento se encuentran en dificultades. Y dijo que esté “en dificultad ha de ser humilde y dejarse ayudar. Aceptar que está necesitado de la gracia de Dios y acetar los medios espirituales y humanos que les brindan sus compañeros para encaminar la vida por los senderos de Nuestro Señor Jesucristo.

Al evocar a San José, patrono de Cúcuta, de los seminarios Mayor y Menor y de otras instituciones que llevan su nombre, señaló que si “no hay vida interior, el apostolado y la pastoral se convierten en una función. Y si se convierten en función, se convierten en fuente de entrada económica”.

Convocó la conciencia y la disponibilidad de la comunidad cristiana para que asuma siempre la tarea de asegurar la fidelidad de los sacerdotes mediante la oración y sacrificios “para que seamos santos de verdad”.

También, sostuvo, espera de los fieles la conexión oportuna, cuando sea necesario, para detener los desfallecimientos e infidelidades de muchos sacerdotes. “La santidad del Obispo y de los sacerdotes está en las rodillas de los fieles. Pero la santidad de cada uno de ustedes, los bautizados, está en nuestras rodillas”.

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

MINTIC EN CÚCUTA. “La plata (de Centros Poblados) se perdió, se la robaron”

CÚCUTA.- Así de manera categórica respondió el ministro de las TIC, Mauricio Lizcano, al ser …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.