Inicio / Destacado / LLAMADO DE ATENCIÓN. Al Museo al Deporte le quedaría un mes de vida: Andrés Ramírez
No queremos enriquecernos con el Museo. Si algún día esto da plata, bienvenida sea. Sería espectacular. / Fotos: contraluzcucuta

LLAMADO DE ATENCIÓN. Al Museo al Deporte le quedaría un mes de vida: Andrés Ramírez

CÚCUTA.- A un cucuteño nacido en Villa del Rosario, cierto día se le ocurrió hacerle a Cúcuta un regalo. Corría el 2007, año cargado de emociones para los aficionados al fútbol. Estreno de la primera estrella, Copa Libertadores, visita impensada de equipos encopetados, triunfos soñados, llenos del General, ‘ríos’ de extranjeros, transmisiones por la televisión internacional, golazos, nueva tribuna occidental y otros ídolos.

  • En 1968, nací en un sitio donde pocos seres humanos han llegado al mundo. En la sede de la emisora la Voz de la Gran Colombia. Frente al templo histórico.

 

Ahí trabajaba el papá de Andrés Ramírez. Creció en el ambiente cucuteño, estudió minas en la Universidad Francisco de Paula Santander y por cuestiones divinas alguien lo puso en el camino del deporte. Jugó baloncesto, no era bueno para el fútbol y en la universidad y el Sena practicó sófbol hasta llegar a la selección Norte. La fiebre le llegó por la cercanía con alumnos de la Costa, Pamplona y otras regiones.

Caía la década de los 80. Un tío le pidió desde Venezuela el favor de conseguirle camisetas para el equipo de veteranos que manejaba en uno de los estados. El sobrino hizo caso, se las envió y le gustaron. El tío le propuso que le consiguiera otras para llevar a otros estados. El sobrino entendió que el negocio era rentable. Así surgió la idea de la venta de uniformes.

  • A los dos años pensé en serio en montar un almacén deportivo. El 24 de agosto de 1993, nació Deportes Andrés. En el 2023 cumplió 30 años.

En 1998, vistió a Cañoneros del Norte, equipo de llegó a la Primera C del fútbol colombiano. Aprovechó la oportunidad para dar a conocer la vestimenta. En 1999, lo llamó German Guerrero para que vistiera al Cúcuta Deportivo y se convirtió en la primera empresa cucuteña que surtía de uniformes a un equipo del FPC. Nunca había ocurrido. Luego, lo vistió en el 2001, 2002, 2003, 2004, 2006 (campeón de la A), 2018 (campeón de la B) y 2020, cuando unos muchachos conformaron un equipo para no quedarse quietos.

En el 2007, en plena euforia por la disputa de la Libertadores le surgió la idea de montar el museo en honor al Cúcuta Deportivo. No pasaron dos meses, cuando Álvaro Lozano lo hizo caer en la cuenta de que no solo de fútbol viven los cucuteños, sino que hay muchos deportistas que alcanzaron logros para Norte de Santander y Colombia en otras disciplinas.

Comenzó la elaboración del listado de quienes alcanzaron la gloria nacional e internacional. Empezó por el baloncesto, consiguió prendas representativas, y después siguió con los demás deportes. Esta tarea ha cumplido 17 años, en los que ha visitado y charlado con las figuras para convencerlas acerca de la entrega de las prendas.

  • Es preferible que se conozca quiénes fueron, a tener las prendas guardadas en la casa. No ha sido fácil desprenderse de una medalla, un trofeo o una prenda.

Algunos, de entrada, se niegan. Luego, con el paso de los años, lo llaman, porque ven que otros deportistas han hecho donaciones y siguen el ejemplo. El ciclista Álvaro Lozano copió la idea y hoy se exhiben las siete camisetas y los trofeos y las medallas que obtuvo en 20 años montado en la bicicleta.

La primera camiseta, diferente al fútbol, es la de Lozano como campeón de la Vuelta a Costa Rica. Está firmada y resalta junto a las y copas que ganó en carreras nacionales e internacionales.

En el recorrido, que dura 40 minutos, aparecen bien acomodadas en las vitrinas los recuerdos de las tenistas Fabiola Zuluaga y María Camila Osorio; los gimnastas Yosimar Calvo, Giovany Quintero, Alexánder Rangel, Ángel Barajas y Jesús Romero; la yudoca Johana Orozco; basquetbolistas femeninas y masculinos; el boxeador Javier Mosquera, y los futbolistas Rolando Serrano, Germán González, Rubén Bustos.

Están en las secciones de bolos, Garlos Gamboa; rugby, Andrés Zafra; carts, German Guerrero Junior; automovilismo, Álvaro Torrado; atletismo, Yajaira Rubio y Arelis Quiñones; patinaje, Andrea Lindarte y Mayerly Amaya; golf, Carlos Ardila; natación, Javier Blanco; deportistas en condición de discapacidad, Jhon Hernández y Johan Vargas; baloncesto, equipo Cúcuta Norte. Para el Cúcuta Deportivo hay un salón exclusivo, sorprendente.

  • En eso estamos. Esperamos para ver qué más llega. Tenemos otros elementos de otros deportistas que en estos momentos son campeones nacionales. En el primer salón están los internacionales.

El trabajo denodado de Andrés Ramírez ha dado frutos, a pesar de la dificultad. Este último ha sido un año pesado, cargado de estrés. Ha lidiado con el pago del arriendo y los servicios. El objetivo es que el museo sea visitado por la mayor cantidad de cucuteños y turistas para que conozcan la historia del deporte nortesantandereano.

La tabla de salvación puede ser el respaldo de la Alcaldía y la Gobernación. De esa manera se permitiría que niños y jóvenes de escuelas y colegios oficiales hagan el recorrido y aprecien a los deportistas.

  • No queremos enriquecernos con el Museo. Si algún día esto da plata, bienvenida sea. Sería espectacular.

Ese es el regalo que se le ocurrió a Andrés Ramírez para la ciudad. Pero a cambio de dar alegría, ha generado inconvenientes al gestor. Y hay un llamado de atención.

  • Si en un mes no hay ayuda vamos a tener que cerrar las puertas del Museo al Deportista Nortesantandereano, porque estoy jugando con el patrimonio de mi familia.

RAFAEL ANTONIO PABÓN

rafaelpabon58@hotmail.com

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

LLAMADO URGENTE. La violencia está desbordada en Cúcuta

CÚCUTA.- “Cuando uno no sabe para dónde va, cualquier bus le sirve”. Así se refirió …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.