Inicio / Aula Universitaria / La belleza natural y la tristeza del abandono

La belleza natural y la tristeza del abandono

“La belleza de lo verde se confunde con la inmundicia y la pobreza”, dijo  Gloria, dueña de una tienda  frente al Parque Lineal. La anciana es de pelo corto, sonrisa incompleta,  le faltan tres dientes, y caminar lento.

Durante mucho tiempo el sector se conoció como el mercado La Sexta, lugar que parecía más un basurero  que un mercado decente. El tumulto de compradores y vendedores era inmenso y los olores, insoportables, en la mañana. En la tarde y noche se convertía en el condominio para los que no tenían dónde para vivir y se reunían ahí para consumir vicio.

El Parque Lineal (avenida 6 entre calles 4 y 5, renovado hace 3 años, se convirtió en zona verde.  Pero no es un secreto que aún se pueden observar  indigentes   sentados o durmiendo en ese  lugar, que  no es feo.  Algunos árboles lo adornan y sirven de sombra para los que existen ajenos a la buena vida, aunque son dueños del olvido de los demás. Otros,  se acuestan en el pasto para soñar con algo mejor, para descansar o para dejar que el tiempo pase, porque no hay nada más para hacer.

Parte de esos inquilinos  juegan  tirándose piedras y golpeándose a puños. Tres niños entre 14 y 17 años, muestran alegría y sonríen como sus similares de estrato alto cuando se divierten con los videojuegos, a pesar de que en el fondo del alma los embarga la tristeza.

–         Hubiera venido ayer, que se murió un compañero de sobredosis,  y lo estábamos despidiendo – dijo Álvaro, uno de los habitantes de este lugar. Mide 1,82 metros, ojos de color de café y cabello ensortijado.

En el parque lo llaman ‘Boge’. La piel es morena, no se sabe si por el mugre o por el color natural. De tantos ocupantes  parece  el menos afectado por el alcohol y la droga.

¿Cuánto tiempo lleva en las calles, don Álvaro?

–          Como 5 años, chino. Era vicioso con los casinos y perdí muchas cosas. Mi mujer me dejó y se llevó a mis hijos. Caí en las drogas y llevo 3 años sin verlos. Mucha gente cree que uno antes de esto no tuvo vida y que nacimos en estas condiciones, pero no siempre es así.

¿Duerme aquí en el parque?

–         A veces sí, cuando los policías no vienen a joder. Otras veces me quedo por ahí donde se pueda y no incomode a nadie.

¿Qué siente al vivir así?

–         Tristeza mano, que más voy a sentir. A veces uno quiere salir de esto, pero falta un empujón.

Otros hombres comenzaron a hacer corrillo y meten miedo, porque este es su mundo y no quieren a los intrusos. A  la izquierda, se ve el puente colgante que viene del Canal Bogotá. El parque tiene forma  rectangular. Se puede recorrer por tres caminos horizontales y cuatro verticales. Lo rodean postes de luz y  árboles. Al frente hay locales comerciales y detrás  un lote de basura.

Al observarlo en detalle se asemeja a un jardín escolar. La mayoría de los indigentes está boca arriba sobre el césped,  en grupos, con los compañeros de tragedia.  No lo molesta el hambre ni los afana no tener una cama para descansar.

Al acercase la noche, varios se juntan debajo del árbol grande, en el centro, para fumar bazuco o beber el sorbo de alcohol que les queda en la botella que les hará compañía en las próximas horas. La mirada se les pierde en el horizonte. ¿En que pensaran? No podrá ser en las telenovelas de moda o en irse a rumbear. Quizás, en la misión de sobrevivir  y levantarse al otro día para seguir luchando, para  lograr que ese amanecer no les permita confundir  la belleza de lo verde  con la inmundicia y la pobreza en la que están sumidos hace buen tiempo.

 

FABIAN FIGUEROA

fabianfi17@hotmail.com,

Estudiante de Cuarto Semestre

De Comunicación Social en Unipamplona

Campus de Villa del Rosario

Fotos: MARIO CAICEDO

Mariocaicedo30@gmail.com

 

 

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

PLAN LIBERTAD Y ORDEN. Activan estrategia contra receptadores

CÚCUTA.- El Parque Lineal, El Triángulo, el parque Antonia Santos y el barrio Magdalena están …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.