Inicio / Destacado Barra / Héctor Velásquez, 14 años secuestrado por las Farc

Héctor Velásquez, 14 años secuestrado por las Farc

CÚCUTA.- “Una madre no se cansa de esperar”, cantó el organista y Carmen Rosa Carrillo se vio reflejada en esa frase. Hace 14 años aguarda el regreso a casa de su hijo Héctor Velásquez, cabo segundo del Ejército, secuestrado por hombres de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, a cinco minutos de San Antonio de Atenas (Caquetá).

El militar es el uniformado con mayor tiempo en poder de la guerrilla en Colombia. Este no es un honor para los familiares que desde siempre han clamado por la liberación o porque los plagiarios les entreguen pruebas de supervivencia para tener un alivio.

Carmen Rosa ha derramado todas las lágrimas que ha podido. Los ojos parecen resecos, sin más gotas de esas que segrega la glándula lacrimal y que son significado de dolor, desesperanza y desaliento.

A pesar del esfuerzo para no llorar, el recuerdo del sexto de sus hijos la lleva a expresar pesar y a sentir que de nuevo se le humedecen  las mejillas, no por capricho sino porque así desahoga la aflicción que la embarga.

Las palabras no le fluyen. Solo atina a decir que no recuerda nada del secuestro, que no sabe dónde ocurrió ni cuándo la separaron de su hijo. La mente se detuvo en aquel aciago día.

Edilia, hermana de Héctor, se quejó porque en los estrados militares no lo reconocen como secuestrado, porque en los dos años siguientes al hecho no mostraron pruebas. Esta negación causa rabia entre los Velásquez Carrillo y desazón entre los amigos que los acompañan en estos momentos nublados.

El miércoles, marcharon por algunas calles de Cúcuta no para protestar por el secuestro sino para reclamar por la libertad, para pedir que lo devuelvan al hogar y para exigir que en el Ministerio de Defensa le den el estatus de secuestrado y no de desaparecido como lo tienen relacionado en los libros oficiales.

La caminata terminó en la Catedral de San José, para pedirle a Dios que interceda ante los plagiarios, les ablande el corazón y lo dejen volver al seno de la familia donde lo recuerdan como hombre juicioso, servicial y dedicado al estudio. Mientras estuvo en casa siempre estuvo pendiente de los padres, que ahora viven en Trigal del Norte.

Héctor nació el 19 de diciembre de 1974, vivió y estudio en Las Mercedes (Sardinata), lo secuestraron a los 22 años y lleva 168 meses alejado de los padres, los hermanos, los amigos, los vecinos y los compañeros de uniforme.

Edilia estuvo en el sitio donde ocurrió el plagio de su hermano, preguntó cómo ocurrieron los hechos y le contaron que varios hombres se lo llevaron en una camioneta, que en el campamento lo han torturado y que lo han colgado de las manos.

Al regreso, volvió con las manos vacías y con mayor tristeza en el corazón al conocer esos detalles. “Hemos pedido que lo incluyan entre los secuestrados, porque lo tienen en el olvido”, dijo esta mujer que también tiene los ojos enrojecidos por el llanto.

La Cruz Roja, la Defensoría del Pueblo y algunos organismos internacionales ayudan en la búsqueda, aunque con resultados negativos. “Pedimos que nos quieten esa barrera”, agregó con voz suave y a punto de no contener las lágrimas.

“Sabemos que está vivo”, dijo Edilia con seguridad, porque confían en las oraciones que elevan al Altísimo dos veces por semana. Los acompañantes en la marcha llevaron mensajes de aliento, fotografías de Héctor Velásquez impresas en franelas blancas y la fe en que algún día lo volverán a ver.

“Esperamos que este clamor se oiga en las selvas y se dé la libertad para los secuestrados”, dijo el sacerdote al final de la misa y luego de desatar las cadenas que llevaban cinco niños, como alegoría al final del cautiverio.

Doña Carmen Rosa, entre tanto, no se cansará de esperar y sabrá sacar fuerzas físicas y espirituales para darle la bienvenida al cabo segundo del Ejército Héctor Velásquez Carrillo.

      

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

RED DE GESTORES. Comenzó preparación del Mes de la Niñez

CÚCUTA.-La Red de Gestores y Gestoras Sociales de Norte de Santander comenzaron la preparación del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.