Inicio / Destacado Barra / FÚTBOL DE SEGUNDA. El General sin público es un estadio triste
La soledad en el estadio no les cae bien a los graderíos, acostumbrados a recibir más de 10.000 aficionados por partido. / Foto: contraluzcucuta

FÚTBOL DE SEGUNDA. El General sin público es un estadio triste

CÚCUTA.- La papaya cuando la parten hay que comerla, reza el refranero. Barrera (18’) consumió la mitad y Robaldo (49’) hizo lo propio con el bocado que le dejaron servido. William Parra (45’), cosechó una falta en el área chica y completó el marcador. Cúcuta Deportivo derrotó (2 – 1), este viernes, a Barranquilla y se encaramó en el primer lugar de la tabla. Así es el fútbol de segunda.

 El General Santander sin público se ve veo, es triste. Falta el nervio que alienta a los jugadores y el bullicio que no deja dormir a los asistentes. Este 9 de febrero, los motilones jugaron sin el respaldo del 12. La soledad en el estadio no les cae bien a los graderíos, acostumbrados a recibir más de 10.000 aficionados por partido.

Los hinchas, especialmente los seguidores de la Banda del Indio, se quedaron en la Plaza de Banderas y vivieron su fiesta. Los demás no asistieron. Tambores y platillos sonaron a rabiar, mientras se exhibían pancartas con mensajes non santos contra el máximo accionista. ‘Fuera Cadena’ y ‘Libertad para nuestro rojinegro’ fueron las frases que se leyeron en los trapos izados en el espacio público.

Entre tanto, adentro, los escogidos por Barrionuevo para defender la casa, comenzaron el partido con frío. Los visitantes aprovecharon esa tardía entrada en calor de los locales y arremetieron contra la portería de Esteban. En el minuto 18, obligaron al error en defensa y gol de Jordan Barrera- 1 – 0. Primer mordisco a la fruta prohibida en el fútbol.

Entre la escasísima asistencia destacaba la barra femenina del Cúcuta. Tienen el ingreso asegurado a la tribuna Occidental y sufrieron el partido entre gritos, lamentos, saludos y chistes. Al notar la presencia de los fantasmas, una propuso llevar objetos metálicos para hacerlos sonar en la próxima fecha que jueguen sin público. No hubo respuesta inmediata.

Los ‘indios’, con el ánimo de hacerse sentir, dieron la ‘vuelta olímpica’ por las afueras del General. Los anillos de seguridad les impidieron acercarse a las entradas y pasearon la música por las vías aledañas al escenario. Adentro, retumbaban los bombos y los cánticos.

Las acciones en el gramado continuaron sin mayores opciones para los rojinegros y con pocos ataques de los barranquilleros. Por la izquierda, de Sur a Norte, el viejo conocido y ex ídolo cucuteño Rolo Flórez puso a Jesús Manuel, quien no hizo nada parecido a lo que su hermano Luis consigue en la Premier. El 99 que lleva a la espalda es lo único que lo diferencia de los jugadores normales.

Y llegó la hora del segundo bocado de papaya. Desatención en la defensa visitante y el juez decretó la pena máxima. William Parra, al minuto 45, empató las acciones. 1 – 1. Así se fueron al descanso, mientras escupían las pepas.

En el intermedio, como no hubo asistencia, tampoco se vieron los personajes de las empresas patrocinadoras que el año pasado animaban la fiesta. Faltaron los concursos, los bailes y las porristas. Hasta Edwin Villasmil se sintió desamparado y permaneció solo los 90 minutos, más los agregados.

Foto: Cúcuta Oficial

Segundo tiempo. Los otrora titulares Lucas Ríos y Jonathan Agudelo, acompañados por Cristian Álvarez, permanecieron en la banca. Desconcierto. Minuto 49, Robaldo se hizo el valentín, persiguió el balón y provocó el error en la zaga ñera. Tercer bocado de la papaya. 2 – 1.

Barranquilla quedó con nueve jugadores. Caicedo (58) y Santander (68), por bruscos, vieron la cartulina roja. Este trozo de papaya servido para los motilones no fue aprovechado, como se pensó, y se atragantaron. Ingresaron las figuras del Cúcuta. A cambio de dominar y golear, Ríos, en su estado natural, fue expulsado. Primera roja del año.

El resto del partido se consumió entre gritos de las féminas cucuteñas, ruido en la cancha y silencio en la Plaza de Banderas. Segundo triunfo al hilo de los rojinegros. Ahora, a aguantar hasta cuando Cadena dé la orden y aparezcan las derrotas seguidas, la pérdida de puntos y la paridera.

En la calma que dan los triunfos, surgen estas preguntas capciosas.

¿El IMRD tuvo que ver poco o mucho con la decisión de no dejar ingresar aficionados?

De verdad ¿cuántas boletas se vendieron para el partido?

¿Si había agua en el General, por qué se habló de baños portátiles?

¿Primera mentira de José Augusto?

RAFAEL ANTONIO PABÓN

rafaelpabon58@hotmail.com

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

PLAN LIBERTAD Y ORDEN. Activan estrategia contra receptadores

CÚCUTA.- El Parque Lineal, El Triángulo, el parque Antonia Santos y el barrio Magdalena están …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.