Inicio / Destacado / CREATIVIDAD. El Pesebre sin música no es nada: Ciro Cárdenas
“En ese tiempo empecé con un muñequito que medio tocaba, hasta cuando me surgió la idea de convertirlo en musical”, es la explicación de los inicios de esta obra que dista demasiado del pensado por Francisco de Asís. / Fotos: contraluzcucuta

CREATIVIDAD. El Pesebre sin música no es nada: Ciro Cárdenas

CÚCUTA.- La historia comenzó hace 38 años. Es el fruto de una promesa de padre por el bienestar de los hijos. El primer pesebre era normal, con ovejitas, casitas y nacimiento. Participó en un concurso con la ilusión de alzarse con el premio mayor y no ganó nada. Entonces, cambió el destino.

A partir de ese momento, sin jurarlo, Ciro Cárdenas dio la palabra que haría uno movible. Hoy, lo exhibe en la plazuela del antiguo Telecom con el orgullo que sienten los creadores. Se regocija cuando los visitantes del centro comercial se detienen, observan las figuras, toman fotos, hacen videos y echan una monedita en los recipientes que puso con ese fin.

“En ese tiempo empecé con un muñequito que medio tocaba, hasta cuando me surgió la idea de convertirlo en musical”, es la explicación de los inicios de esta obra que dista demasiado del pensado por Francisco de Asís. Acá hay carpinteros, trapecistas, lavanderas, cerrajeros, leñadores y otras figuras imaginadas por Ciro.

La primera canción, con la que lo identificó, fue El campesino embejucado. Hizo el montaje en el andén de la casa, en el barrio Motilones, y d inmediato causó curiosidad entre los niños de la cuadra. Los pequeños sirvieron de multiplicadores del invento y llegaron más, acompañados de adultos para apreciar la obra en estado silvestre.

Y aparecieron los artistas con guitarra y guacharaca para alegrar a los curiosos. Los muñecos del principio eran chiquitos, luego ganaron en tamaño y presencia. Algunos son de creación propia, otros son acondicionados a la necesidad del pesebre. No sabe cuántos tiene, porque “no los he contado”. En cambio, tiene relacionados medio centenar de movimientos.

Los visitantes se entretienen con la música, bailan y pasan ratos agradables. “El único que me apoya es el pueblo”, y de moneda en moneda reúne lo suficiente para volver a casa sonriente. Si alguno de los personajes se avería, invierte lo recaudado en la compra del repuesto para que no se note la ausencia. La Alcaldía le ofrece el espacio en el parque y el centro comercial le proporciona la energía eléctrica.

La gente le ha repetido que por ese trabajo, al que le dedica los 365 días del año, merece una pensión. Ciro tiene 73 años y ha dedicado 38 al pesebre, por lo que tiene edad y semanas suficientes para ganarse el derecho al subsidio.

El espacio lo comparten figuras alusivas a Fernando Botero, el ciclista, el teleférico, el aserrío, el indio motilón y muchas otras. Entre los caseríos destaca la alegoría a Gramalote, el pueblo viejo. Los motores los compra de segunda. “Busco la manera de comprarlos. Pienso es en el pesebre. Esto no tiene valor, porque a la gente le parece todo caro”.

 

El primero de noviembre llegó a la plazuela con los muñecos. Lleva un mes en el montaje y cree que no ha terminado. La exhibición es de 9:00 de la mañana, hora en la que prende el equipo de sonido para que ambiente el lugar y lo apaga a las 9:00 de la noche. “El pesebre sin música no es nada”, dijo a manera de conclusión sobre lo que representa esta obra que piensa cultivar por todos los años que le quedan de vida.

RAFAEL ANTONIO PABÓN

rafaelpabon58@hotmailcom

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

PLAN LIBERTAD Y ORDEN. Activan estrategia contra receptadores

CÚCUTA.- El Parque Lineal, El Triángulo, el parque Antonia Santos y el barrio Magdalena están …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.