A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Articulistas / NOTAS AL MARGEN. Sin unión y trabajo en equipo la región está amenazada
La frontera no soporta más indolencia por parte de los dirigentes de Bogotá y Caracas.

NOTAS AL MARGEN. Sin unión y trabajo en equipo la región está amenazada

1.-La realidad de la frontera, así como sus perspectivas, se capta y  palpita en calles y avenidas de Cúcuta y de los municipios que hacen parte o integran la noción de frontera. Y si se quiere profundizar, en los parques y en la mayoría de los establecimientos comerciales se puede medir la intensidad del impacto que desde el 19 de agosto provocó el gobierno venezolano ‘para propiciar una nueva frontera  de paz’.  Curiosamente, y en uno de los contrastes  más significativos y para un análisis de mayor enfoque y consideración, hacia San Antonio, en el Estado Táchira, al otro lado de la referencia fronteriza,  no hay  permisibilidad de tránsito salvo  la utilización de los pasos a los que acuden los contrabandistas y las personas en apuros, que  hacen uso  de las  trochas , vadeando  el rio limítrofe y en ocasiones –que,  a veces son permanentes – mediante  cuotas o pagos anticipados, ‘cobrando  dicho peaje’.

Y esto y todo lo que pueda deducirse en  un cualquier enfoque esencial sucede sin que Caracas y Bogotá asuman el control de lo que acontece, porque la gente de frontera carece de directivas organizadas y actuantes  que se les ocurra reunirse en gobernaciones, alcaldías, puentes internacionales y lugares de convocatoria ciudadana, para solicitar de manera  colectiva y conjunta una respuesta y solución a lo insólito que ocurre en lo socio- económico y político de la relación colombo-venezolana  cuando prosigue el cierre y  hasta  no hay programas compartidos en  los casos del  dengue y en especial del Zika y por no existir una coordinación en los planes y prospectos de salud, como no los hay en lo concerniente al progreso y desarrollo de estas fajas territoriales en casi ningún orden, aprovechan –estos vacíos- para agravar y hacer más crítica y vulnerable la realidad. Sí, nos falta unión y fundamentalmente mayor y verdadera integración, laboriosidad y prospectos conjuntos, empezando por los básicos, porque si detalláramos  lo que ocurre y se proyecta en trámites, servicios, incentivos, estímulos y garantías para establecer y fomentar una verdadera capacitación y desarrollo compartido y generador de inversiones y fuentes de empleo ,lo que resultaría, no sería una simple queja, sino un particularizado  memorial sobre el abandono y la marginalidad en la frontera ante la indiferencia de los poderes centrales y sus dependencias.

2.- Sí, nos hace falta más entrega y amor por lo propio. Así como deseos y ánimo de superación y avance,  porque hay excesivo conformismo, pasividad, individualismo y facilismo al  no estimar, ni  constatar que la mayor responsabilidad radica en ese marasmo  desconcertante de silencios y  desuniones que no permite progresar y demostrar lo que podemos hacer, postergando acciones y conductas  sobre las urgentes prioridades, que por falta de atención frenan y convulsionan el desarrollo.

3.- La frontera, si  se examinara con espíritu integracionista, criterios investigativos compartidos  y con visión de futuro, por  lo que representa su ubicación geoestratégica y las ventajas comparativas que determinan las opciones por implementar y otorgarles vida funcional y operativa, podría dar paso a trasformaciones excepcionales, giros y cambios de enorme significación y trascendencia. Pero, solo esperando y gastando tiempo en frivolidades y   sin  enfrentar con positivismo y dedicación la realidad, ni  fomentar e  impulsar  la investigación y al hallazgo de lo que se necesita, solo conducirá  a un mayor retroceso y al aumento de la informalidad y el desempleo, en medio de avisos de se vende, se arrienda, ante el decaimiento y postergación de definiciones.

Por eso ‘Si seguimos como vamos y nos quedamos como estamos, nunca llegaremos a lo que todo anhelamos’. Es una expresión que bien vale reiterar, porque sin un cambio auténtico y sin una ejemplarizante  unión y trabajo en equipo, el futuro regional y de la frontera está seria y gravemente amenazado.

JOSÉ NEIRA REY

jneirarey@hotmail.com

Foto: tvn-2.com

 

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

PERIODISMO. La escritura y los comunicadores sociales

Una de las profesiones más peligrosas en los últimos tiempos es, sin duda, la de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.