A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Articulistas / NOTAS AL MARGEN. Seguimos como vamos y nadie nos ayuda, ni entiende

NOTAS AL MARGEN. Seguimos como vamos y nadie nos ayuda, ni entiende

1.- Por el sinnúmero  de  experiencias  vividas  y el hecho de pertenecer al  grupo, que en próximos días celebraremos los  60 años de bachilleres del colegio Sagrado Corazón, situación ésta que nos compromete y obliga, no solo con la institución que nos aceptó  como alumnos, sino con la ciudad y la región, por lo que se nos inculcó y hemos aprendido en  lo que es y representa el trajinar regional y fronterizo, tenemos que confesar nuestra sorpresa y hasta perplejidad por los sucesos recientes  que han tenido por centro y eje a la ciudad, en orden a  las determinaciones asumidas por  el gobierno venezolano  y la  actitud pasiva y sin repercusión alguna de las gestiones llamadas diplomáticas para resolver un  problema de la magnitud y trascendencia  de cerrar la frontera y eliminar el tránsito y el movimiento de personas y vehículos internacionalmente, desconociendo la importancia y el significado de una determinación de esta naturaleza y para una faja poblacional que vive y experimenta diariamente la mancomunidad de intereses- de doble presencia –  como un algo especial, propio y vital en el desenvolvimiento  y constante interacción. Creer que aquí no ha pasado nada o que lo ocurrido puede tener un plazo indefinido y sin que nadie experimente sensación o cambio  alguno, es tanto como esperar a que nadie reaccione ante una goleada del Cúcuta Deportivo, se establezca una paridad con el bolívar o se anuncie que definitivamente hay paz en El Catatumbo y solución al problema de tierras.

2.- Anotamos lo anterior, porque el grado de suspenso y de expectativa de esta vez es tan grande – y al mismo tiempo tan especial – que asombra el deambular de la mayoría y  el recorte de  actividades –en muchos –  ante la carencia de la movilidad y efervescencia permanente  que genera el contacto con los venezolanos y visitantes que pasan los puentes internacionales y llegan hasta nuestras calles y avenidas.

Y qué produce todo esto ¿La expectativa por la labor de nuestros dirigentes políticos y voceros gremiales, reunidos en análisis para la solución que se le pedirá al Gobierno, pero cuyos particulares y detalles se desconocen, porque no ha existido un compartir previo y definitorio? ¿Hay un evidente decaer operacional? ¿Hay temores y represamientos conceptuales?

3.- Sea lo que fuese, lo  que hay y limita toda acción o pronunciamiento es un hecho que no puede ocultarse y sí debe examinarse  juiciosamente, porque es clave para cualquier determinante y valoración de realidades. Nos referimos al silencio de todos y a la falta de asociación, de labor en equipo y de solidaridad, porque el concepto de unidad se trasforma en individualismo y en la espera de algo que no llega, porque hace carrera y agrega adeptos, el esperar. Y dar paso a lo facilista y para que  sea rápida o pronta su  vigencia.

¿Qué está pasando?  Y ¿Dónde está la  vivencia cucuteña? Son dos preguntas que hay que encarar para conocer realmente lo que acontece en el  alma y sentimiento de esta esquina de la república, porque lo cierto y evidente es que nadie sabe, ni da, aproximaciones juiciosas sobre el inmediato futuro. Y eso no es bueno para nadie, porque desorienta.

Y como no se ha creado una Comisión Bilateral de acción y concurrencia permanente, ni hay operaciones con bolívares, es dable imaginar y dar presencia a múltiples preguntas relacionadas con la vivencia y la  mancomunidad de intereses de esta faja territorial binacional de gran importancia y que a veces pareciera no tener dolientes. Pese a la doble presencia de los de aquí y los de allá. Y a lo mucho que puede hacerse –  si hay unión, renovaciones directivas  y mayor participación – también, es claro y rotundo, que los núcleos y poderes centrales aún no entienden, ni alientan a la frontera y a su gente.

JOSÉ  NEIRA REY

jneirarey@hotmail.com

Foto: noticiascolombianas.com.co

 

    

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

FONDO ADAPTACIÓN. $ 19.959 millones invertidos en educación en Norte de Santander

CÚCUTA.- El Fondo Adaptación ha invertido en Norte de Santander $ 19.959 millones en el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.