A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Destacado Barra / NECROLOGÍA. Pedro Infante: “No tengo plata, pero he ganado muchas cosas para mi vida”
No cantaba como el tocayo mexicano, pero hablaba como pocos.

NECROLOGÍA. Pedro Infante: “No tengo plata, pero he ganado muchas cosas para mi vida”

CÚCUTA.- En el barrio Sevilla, el 15 de abril de 1956, nació Pedro Infante. A los 7 años se fue a vivir a Los Patios. Allí, pasó medio siglo y por problemas de diversa índole debió mudarse para Guaimaral (Cúcuta).

Se levantaba a las 5:00 de la mañana y lo primero que hacía eran sus oraciones. No podía salir de casa sin haber leído el periódico y escuchar radio. Iba a misa y después se desplazaba al trabajo.

En la adolescencia fue desordenado. Un día mostró arrepentimiento por  haber caído en ese mundo que no quería recordar. Tampoco deseaba que nadie cayera. Como apoyo para salir de ese tormentoso pasado tuvo a su esposa.

El hermano mayor siempre se preocupó porque Pedro estudiara. Pasó por el colegio y se graduó como bachiller. Quiso estudiar Derecho, pero la situación económica no se lo permitió. Ingresó a la universidad para prepararse como administrador de empresas aunque no le gustaba la matemática. No terminó la carrera.

El gusto por los medios de comunicación lo llevó a la radio y consideraba que tenía éxito en el periodismo. Aunque no pasó por la academia se desenvolvía bien en la radio. Trabajó en muchas emisoras de la ciudad y uno de sus profesores fue Luis Eduardo Mantilla.

“No tengo plata, pero he ganado muchas cosas para mi vida”, decía Pedro Infante. No cantaba como el tocayo mexicano, pero hablaba como pocos. Medía las palabras y buscaba sinónimos para demostrar la cultura ganada con la lectura de libros. Lo apasionaban las crónicas de Gabriel García Márquez, escritor con el que se identificó por el estilo literario.

Trabajó en la Voz del Norte y Radio Punto. Por casualidad llegó a Apuestas Cúcuta 75. Un día, en el parque Santander, la suerte estuvo de su lado. Le dieron la ‘chance’ de animar una actividad de la empresa y se quedó. Al dueño de la agencia le gustó lo que hizo y lo dejó al frente de esa responsabilidad de ir por las calles cucuteñas en busca de clientes para las rifas.

“Mi esposa es el motor de mi vida”. Con voz entrecortada recordaba a la madre de sus cinco hijos y confesó sentirse arrepentido por el tiempo que la dejó sola. Los últimos años los compartió más con la familia y hasta se consideraba buen abuelo.

Era hincha del Cúcuta Deportivo. En materia de deportes, “primero el Cúcuta, segundo el Cúcuta y tercero el Cúcuta. Pero no soy alcahueta. Me duele lo que le pase al equipo”.

Se sentía feliz con lo que hacía y con lo que tenía. Vivía agradecido con Dios por todo lo que le dio.

Foto: ARCHIVO

(Adaptación del perfil publicado el 11 de noviembre de 2013)

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

FÚTBOL DE PRIMERA. Cúcuta Deportivo recibirá a Deportes Tolima, líder del grupo

CÚCUTA.- Luego de disputada la segunda fecha de los cuadrangulares finales del fútbol profesional colombiano, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.