A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Aula Universitaria / NECROLOGÍA. José Donado, ‘Don Grim’, el poeta clásico
La clásica nota de lirismo, sentimentalismo, perfecta métrica y rima pausada, con ritmo, cadencia y finura, un buen manojo de sonetos, décimas festivas y hasta fábulas presentaba Don Grim en las obras. / Foto: www.contraluzcucuta.co

NECROLOGÍA. José Donado, ‘Don Grim’, el poeta clásico

CÚCUTA.- José Gilberto Donado Grimaldo, conocido con el seudónimo ‘Don Grim’ en el mundo de la poesía y la literatura cucuteña, escritor por vocación, más no por un título, murió este 13 de diciembre. Era técnico en salud ambiental, profesión que ejerció en la Secretaría de Salud y en el Hospital Universitario Erasmo Meoz. Tenía 63 años.

Hablaba con serenidad de la vida rodeada de cantidades de libros y muestras del patrimonio cultural de la ciudad natal, Cúcuta. Los párpados caídos que escondían los oscuros y profundos ojos, reflejaban la trayectoria en la escritura y las noches en vela para crear versos perfectos, su mayor pasión heredada de su padre Manuel Salvador. Esos mismos que brillaban al definir a su madre Lucrecia Grimaldo, como “la abuelita más hermosa”.

La escritura era más que su vida. Decidió continuar en las letras, porque descubrió que era su fuerte, su manera de desahogarse. Ahí encontraba la paz que su vida necesitaba. Le fue muy bien en este arte y publicó varios libros, con mejor acogida de la que esperaba.

No poseía título en este ámbito literario. Se dedicó desde niño a estudiar por gusto, en la soledad de la habitación, el mundo de los poemas, la dulzura, la sutileza y la esencia de la vida entre versos. Era de admirar el conocimiento que llevaba a cuesta para escribir entre tercetos, cuartetos y décimas sus pensamientos con el número de sílabas exacto.

Le encantaba que los poemas rimaran, que fueran clásicos y que se mantengan, por eso les dedicaba tanto tiempo. Su emblema era ‘Un libro abierto’ y solía llevarlo en la portada de los libros. La sexta publicación la consideraba la mejor producción.

“Tengo la estatura perfecta para ser buen escritor, es lo que importa, mido 1,62” metros, dijo un día. La tranquilidad se reflejaba en la manera de hablar y de explicar los sucesos de la vida. Tenía claro que lo importante era disfrutar cada segundo, sin afanes ni presiones. De andar lento, sin prisa, para deleitarse con lo que veía y en ese caminar descubría algo nuevo para escribir.

Se casó en dos ocasiones. La primera vez enviudó, y la segunda se separó. Sentía que de alguna manera le faltaba la compañía de una mujer. Tuvo la oportunidad de tener a dos y dedicarse un tiempo para sí mismo. Después de todo no está mal.

Siempre vestía elegante, con camisa manga larga y pantalón bien planchado, zapatos de charol combinados con la correa y maletín en el que llevaba algunas de sus ediciones. Las gafas no le podían faltar, el reloj negro adornaba la muñeca izquierda para definir su puntualidad. La presentación personal era de vital importancia para ‘Don Grim’.

No se sentía solo, entre hijos y nietos formaban 17 miembros de la familia, aparte  de las respectivas parejas. Los fines de semana eran para ellos. No faltaban los festejos, las reuniones, las sonrisas. Había felicidad absoluta. Vivía orgulloso por los logros alcanzados, como si fueran suyos.

El objetivo era alcanzar, mediante los escritos, la recuperación de los principios y los valores perdidos. Las fabulas de Don Grim tienen enseñanzas y moralejas, y contenido filosófico. Los escritos eran influenciados por los sentimientos, el ejemplo palpable es el poema ‘Celos’. “El que cela no quiere”.

Era aferrado a Dios y tenía  varias dedicatorias a quien con bondad tanto le brindó. Jorge Luis Borges y Pablo Neruda estaban entre los escritores favoritos. Don Grim escribía sobre los sucesos cotidianos de otra manera, desde su perspectiva, como lo hizo con el viaje de Simón Bolívar en ‘La Niña’.

Su meta no era otra que ser feliz, ver a la familia realizada y en buenas condiciones, para saber que su misión como hombre de hogar en este mundo se había cumplido. Buscaba que los versos resultaran de provecho para muchos, que no queden solo en escritos llenos de polvo, sino lograr ser una leyenda de la poesía.

‘Don Grim’ poseía la sabiduría que muchos quisieran tener, la que se adquiere con la experiencia. Escribía a base del amor por la familia, Dios, la grandeza, la esencia de cada ser, por simple adoración a la vida y a su pasión: la rima de versos, que hagan sentir al lector cada palabra.

ANGIE MIRANDA

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

TEMA DEL DÍA. Día del Padre. ¿Cómo describe al suyo?

CÚCUTA. La revista www.contraluzcucuta.co consultó a los lectores acerca de la percepción que tienen del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.