Inicio / Destacado / NECROLOGÍA. Pedro Jáuregui: Así lo vieron en la cancha de la vida
Pedro León había nacido en El Guamo (Bolívar). Tenía 67 años. / Foto: LA OPINIÓN

NECROLOGÍA. Pedro Jáuregui: Así lo vieron en la cancha de la vida

CÚCUTA.- Pedro León Jáuregui tenía una manera particular de ser. A veces, pareciera que no le importaba el tono empleado en sus comentarios cerreros, y en ocasiones hacía caso omiso a los reparos que producían esas frases. No ganaba muchos amigos en las oficinas, pero tenía buena cantidad de seguidores en las barriadas.

Si tenía alguna especialidad, era la de conocer el deporte aficionado cucuteño como pocos. Daba tanta o mayor importancia a un comunicado que informara sobre el campeonato de minitejo en la periferia, que a una nota escrita en esquela con logo de cualquiera de los clubes sociales locales.

A los dirigentes deportivos que querían dar a conocer sus actividades solo les bastaba llamar a La Opinión para que Pedro incluyera la programación en la columna que firmaba los fines de semana. Así se ganó a esos lectores que con placas y mensajes especiales elogiaban su constante interés por dar a conocer partidos, encuentros y hasta bazares.

Era tal el aprecio por el periodismo que dejó a un lado los títulos en administración de empresas y contabilidad. Prefirió colgar las tarjetas profesionales otorgadas en esas áreas del conocimiento para optar por el grado sin diploma de periodista, y en la especialidad deportiva.

Al matutino cucuteño llegó de la mano de Eustorgio Colmenares y años después entró en la nómina, con escritorio propio. Esas tareas escritas las complementaba con incursiones en la radio, a pesar de su aflautado tono de voz. Incluso, dirigió un programa musical en las noches para hacer soñar a los escuchas con esos momentos que se resisten a salir de la mente.

En algún momento de la vida se interesó por las carreras de caballos. Era conocedor, como el que más, de las apuestas en el 5 y 6. Ese apego por los veloces cuadrúpedos lo convirtió en fuente de obligatoria consulta. Nunca le pegó a un premio, pero sí se ganó el remoquete con el que se conocería luego en el ambiente periodístico.

Era orgulloso de lo que hacía. Miembro de la Acord y defensor de la agremiación. La criticaba desde adentro con sus fundamentos y entre los colegas ganó y perdió adeptos.

Del Cúcuta Deportivo habló lo necesario. Al final de cada partido hacía el listado de jugadores, locales y visitantes, a quienes les daba una calificación por la actuación en la cancha. La nota era subjetiva, uno para el de menor desempeño y 10 para el destacado de la jornada.

Pedro León había nacido en El Guamo (Bolívar), era costeño de agua dulce. Padeció una larga enfermedad que lo llevó a aferrarse con fe a Dios y así alargó sus días hasta completar 67 años.

Algunos de sus compañeros de la Acord así lo recuerdan, porque Así lo vieron en la cancha de la vida:

Diego Clavijo

El maestro Pedro León fue un gran ejemplo para muchos de nosotros. Sensibilidad absoluta, una pluma incomparable y un don de gente que siempre admiramos. Nos enseñó que había más deportes que el fútbol y que hacer periodismo es servir a los demás.

Edgar Cusguen

Gracias a Don Pedro León Jauregui, por 22 años de grata compañía   en los que vivimos momentos periodísticos maravillosos e imborrables en mi mente. Con él se fueron las historias de muchos deportistas del país y de Norte de Santander, las que muchas no fueron contadas ni escritas. Se marchó un amigo de muchas batallas periodísticas en mi paso por el diario La Opinión, y por tan bella región, algún día nos reencontraremos con él.

Humberto Useche

Tuve la oportunidad de despedirme de Pedrito la última vez que lo visité en la pieza donde se encontraba internado en la clínica San José, junto a su hijo. Lo vi derramar lágrimas, seguro, por nuestro encuentro. Quedamos en paz.

Jesús Ramírez

Nos deja con una enseñanza de rectitud como periodista deportivo de toda una vida. Lo recordaremos por siempre. Fue un gran amigo, excelente compañero y mejor profesional.

Fredy Vivas

Se nos va un grande del periodismo hablado y escrito de Norte de Santander y Colombia, nuestro gran amigo y maestro.

Jorge Enrique Rico

Pedrito fue un maestro del periodismo, era estudioso, tenía dos títulos universitarios.

Alexander Vargas

Dios lo reciba en su Santa Gloria y le dé la fortaleza necesaria a su familia para que puedan sobreponerse a este momento difícil. Gracias Pedrito por sus enseñanzas.

RAFAEL ANTONIO PABÓN

rafaelpabon58@hotmail.com

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

FERIAS Y FIESTAS. Cúcuta, ciudad destino

CÚCUTA.- En dos etapas se clasificaron las fiestas cucuteñas, para este año. Preferias, del 5 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.