A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Destacado Barra / MANO A MANO CON ROGGER VILLADA. “En Colombia hay mucho talento y pocas oportunidades”
"El maltés es una mezcla de árabe, italiano e inglés”. / Foto: @ rogger_1407

MANO A MANO CON ROGGER VILLADA. “En Colombia hay mucho talento y pocas oportunidades”

CÚCUTA.- ‘Nadie es profeta en su tierra’, ni tampoco se sabe, muchas veces, del valor de algo hasta que el experto opina. Son estas reflexiones las que llevan a pensar si los frutos cosechados son aprovechados. El cucuteño Rogger Villada es ejemplo de lo dicho y Malta, archipiélago en el Mediterráneo Central, entre Sicilia y la costa de África del Norte, es donde empezó a cristalizar su sueño.

¿En qué parte de Cúcuta creció?

– En Montebello (Los Patios).

¿Qué recuerdos tiene de su infancia?

– Aquellos momentos los recuerdo con cariño, porque estaba en Cúcuta. Jugaba fútbol hasta la 1:00, 2:00 de la mañana. Apostábamos la gaseosa en desafíos con otros niños.

¿Sus primeros entrenamientos dónde los cumplió?

– En Bucaramanga. Nos habíamos trasladado allá por razones laborales y familiares. Estaba todavía niño cuando inicié en la escuela de Ecopetrol, hacía parte de un proyecto sobre fútbol.

¿Cómo llegó a los Zipas, filial del Cúcuta Deportivo en Bogotá?

– Llegamos con las ganas de aprender y crecer como profesionales. En ese momento no podíamos llamarnos Cúcuta Deportivo B, la razón era porque para llevar ese nombre teníamos que estar en la ciudad. El encargado de las divisiones menores hizo un acuerdo con los Zipas, club de Zipaquirá y así se hizo el convenio. Jugábamos con uniforme del Cúcuta y otro de los Zipas, que también tenía el logo del club.

¿Quién lo dirigía en ese momento en el club motilón?

– Nos dirigía el profesor Diego Rodríguez Sierra, lo hizo por año y medio. Luego, estuvo el profesor Johan y después, cuando se hizo el convenio con los Zipas, cambió todo.

¿Aprendió en ese paso por el equipo rojinegro?

– Sí. Aprendí a pensar como jugador profesional. Entrenábamos y veíamos al equipo profesional y eso nos generaba una especie de meta sobre cómo llegar a trabajar a la par con ellos, su pensamiento, su manera de ver el fútbol y su alimentación. Todo era un cambio cuando se hace parte de las fuerzas básicas en el Cúcuta.

¿En algún momento alcanzó a jugar o a entrenar con el plantel profesional?

– No. Era un anhelo debutar con el equipo profesional, solo entrené tres veces. Me quedó esa espinita en el corazón.

¿Su paso por el Cúcuta lo vivió como un sueño?

– Sí. Es el equipo de la ciudad donde nací. Todo jugador sueña con entrenar o competir en el club de su pueblo natal. La verdad, sí, lo viví como un sueño.

¿Recibió propuesta para tener contrato profesional con el once              rojinegro?

– No. Siento que me faltó esa oportunidad. Era un buen grupo. Lo más cerca era cuando jugaban y uno iba a observarlos, los saludaba y también a la directiva.

¿Cómo llegó al St. Georges, en Malta?

– Jugaba en la categoría Sub 20 del Cúcuta Deportivo, participábamos en la Liga de Bogotá y el profesor Cesar Moreno, quien nos dirigía en aquel momento, tenía un amigo empresario, se llegó a un acuerdo mutuo y así surgió la posibilidad de ir a Malta.

¿Que lo sedujo para ir al viejo continente?

– Desde el momento que le dicen sobre la posibilidad de jugar fútbol profesional, de debutar, eso a uno lo motiva, uno trabaja todos los días desde pequeño en las fuerzas básicas, conceptos y dominio del balón. Ahí te das cuenta de que con esfuerzo viene la recompensa. La disciplina lo es todo. Al principio no se pudo por cuestiones exteriores y cuando se volvió a dar la oportunidad había más garantías y me quedé.

¿Fue dura la adaptación a la cultura y al idioma?

– Sí. Es un poco complicado, porque son nacionalistas. El idioma todavía se me hace complejo adaptarme, es una mezcla entre árabe, italiano e inglés. Esos idiomas conforman el maltés.

¿Cómo es el nivel competitivo?

– Son competitivos. Para los extranjeros depende del equipo. Tienen límites de incluir o que jueguen extranjeros en cada partido. Si va a un equipo de primera división, solo puede tener tres extranjeros en cancha y pueden contratarse cinco. Si van 26 jugadores a probar y solo son 5 cupos, eso lo hace exigente y competitivo.

¿En su proceso tiene distinciones?

– Tengo tres. Mejor jugador extranjero en la categoría juvenil, subcampeón juvenil sub 20 y campeón con el equipo profesional en segunda división.

¿Cuáles son sus características?

– Juego como defensa central; también, como lateral derecho. Tengo buena recepción del juego, buen pie para pases largos, jugar a la espalda del rival, buen juego aéreo.

¿Le gustaría regresar a Colombia?

– Sí. Me gustaría jugar en mi país, independientemente del equipo, a uno le palpita el corazón más cuando uno compite en su tierra.

¿Sueña con estar en Selección Colombia?

– Creo que el sueño de todo jugador es representar en algún momento a su país en la selección. Me gustaría, me preparo todos los días para eso y lo sueño.

¿Cuáles son sus planes?

– Por el momento pienso quedarme a jugar en Europa. Si se da la posibilidad en otro club, en otra Liga, sea dentro o fuera del viejo continente, sería interesante. Lo importante es jugar, tener minutos.

¿Cree que en Colombia hay pocas oportunidades para los jugadores jóvenes?

– Creo que son limitadas las oportunidades para los juveniles. En el país hay mucho talento y en gran cantidad se pierden esos deportistas. Quisiera que los jóvenes tuvieran más opciones. A veces no hay dinero para ir a probar en otras ciudades. Siempre el tema económico influye.

¿Si Cúcuta lo llama diría que sí?

  • Sí. Lo tengo claro, si el equipo me llama en algún momento pienso que sería imposible decir que no. Me gustaría vestir la camiseta de la ciudad donde nací.

¿Cómo afronta los malos momentos?

– Cuando se pierde un juego es de acuerdo como se perdió. Si salió derrotado con las botas puestas, si luchó, si intentó, fue guerrero todo el juego queda el mal sabor, porque sigue siendo perdida, pero tiene tranquilidad al saber que se hizo lo posible. Cuando perdemos por la superioridad del rival, prefiero estar en silencio, no hablar, pensar en lo que podía haber hecho. Me gusta estar solo, me alejo del mundo para reflexionar.

¿Cómo podemos describir a Rogger?

  • Soy alegre, siempre con la risa, son pocas las veces que me veo de malhumor, soy buena gente, ayudo cuando es el momento y si existe la posibilidad, soy buen compañero y con eso me identifican en el campo.

JORDY ORLANDO CRUZ

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

PROCURADURÍA GENERAL. Investigación disciplinaria contra 10 concejales de Cúcuta

CÚCUTA.- Diez concejales de Cúcuta, elegidos para el periodo 2020 – 2023, son investigados por …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.