A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Alcaldía de Cúcuta / LEGALIZAN ASENTAMIENTOS. El proceso beneficiará a 22.000 familias, en 421 hectáreas
La legalización cumple 15 pasos generales, entre los que destacan la socialización, el levantamiento topográfico, los estudios técnicos a detalle, los estudios de ingeniería y los conceptos jurídicos y técnicos. / Foto: PRENSA ALCALDÍA

LEGALIZAN ASENTAMIENTOS. El proceso beneficiará a 22.000 familias, en 421 hectáreas

CÚCUTA. El Municipio adelanta la legalización de 36 asentamientos humanos, equivalentes a 421 hectáreas del territorio. El proceso beneficiará a 22.000 familias. A finales del 2021, se espera tener el 80 % en seis asentamientos priorizados.

Paz y Progreso, María Gracia, Torre Molinos, Juan Pablo II, 13 de Mayo y Valles del Rodeo son algunos de los asentamientos que van camino a la legalización y que suman 38 hectáreas. En los 30 asentamientos restantes comenzó la primera fase de legalización.

La directora del Departamento Administrativo de Planeación Municipal (DAPM), Margarita Contreras, dijo que la legalización y regularización de asentamientos es un proceso complejo que se ha actualizado de acuerdo con las normas emitidas por entidades nacionales.

La legalización cumple 15 pasos generales, entre los que destacan la socialización, el levantamiento topográfico, los estudios técnicos a detalle, los estudios de ingeniería y los conceptos jurídicos y técnicos.

En la nueva metodología de los estudios técnicos a detalle, aplicada a los 36 asentamientos, se incluyeron las directrices del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, el Servicio Geológico Colombiano y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres. Los aspectos tenidos en cuenta son análisis de amenaza, vulnerabilidad, evaluación y mitigación del riesgo, indicó Gabriel Gómez Carrillo, coordinador de Legalización de Asentamientos Humanos del DAPM.

Entre las mejoras en el proceso está la articulación con las secretarías de Gestión de Riesgos y Desastres, Vivienda, Postconflicto, Infraestructura y Desarrollo Social para adelantar las diversas fases.

Las dependencias adelantan espacios de socialización con líderes comunales para dar a conocer las generalidades de las etapas de legalización y los pasos para hacer la solicitud ante el DAPM.

Pablo Pimiento, presidente de Asojuntas de la comuna 3, dijo que en esos espacios se han resuelto dudas con respecto a la regularización y han servido para orientar la solicitud de los trámites, los cuales son gratuitos.

Los 19 barrios legalizados hasta el momento son Nueva Esperanza, El Oasis, Manuela Beltrán, Crispín Durán, La Primavera, Jerónimo Uribe, Brisas del Sinaí, Brisas de los Andes, Mujeres del Futuro, Sabana Verde, Las Delicias, Escalabrini, Alonsito, Brisas de Los Molinos, Juana Rangel de Cuéllar, María Teresa, María Auxiliadora, Laureles y Camilo Daza.

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

VEEDURÍA CIUDADANA. Nuevo puente en El Zulia acusa retraso del 20 % en la ejecución

CÚCUTA.- Veinte por ciento de atraso registran las obras del nuevo puente sobre el río …

Un comentario

  1. Cifras parecidas podr an ser citadas para muchos pa ses (v ase antes el ejemplo de Hungr a). Las fincas m s peque as (parcelas familiares) alcanzan mayor productividad en parte por especializarse en cultivos de alto valor, lo cual no disminuye sus logros. Negarles la titulaci n hace m s dif cil que esta clase de agricultores salga de la pobreza. A veces se afirma que las fincas familiares son demasiado peque as para ser tecnol gicamente eficientes; pero existen, son econ micamente eficientes y lo pueden ser a n m s con la titulaci n. Adem s, la titulaci n pone en marcha una din mica de mercado que conduce a la consolidaci n gradual de las peque as unidades en otras mayores, pues probablemente algunos propietarios o sus herederos decidir n marcharse a las ciudades. Sin la titulaci n, y por lo tanto sin la perspectiva de realizar beneficios econ micos vendiendo las fincas, tal din mica apenas tendr lugar. En esencia, se trata de la cuesti n de si se puede imponer un “tama o ptimo de finca” al sector privado (asumiendo que las fincas m s peque as desaparecer n si no cuentan con una base legal plena), o si dicho tama o se alcanzar mediante procesos de mercado, a trav s del tiempo. Tambi n es una cuesti n de dise ar programas de alivio a la pobreza que incrementen la capacidad de los pobres para generar mayores ingresos: titular sus actuales propiedades Si bien la titulaci n de las peque as fincas no ampl a el acceso a la tierra de las familias pobres, s mejora la calidad de sus propiedades y consecuentemente su estatus econ mico. En tales programas de titulaci n, convendr a tener presente los comentarios anteriores acerca de la posibilidad de subsidiar parte de los costos de la titulaci n.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.