A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Aula Universitaria / INFORME ESPECIAL. Alimentos callejeros ¿comidas sanas?

INFORME ESPECIAL. Alimentos callejeros ¿comidas sanas?

 De 100 cucuteños, 80 prefieren comer en la calle. Se ha vuelto costumbre debido a la actividad diaria laboral, ahorro, inclusión de la mujer al trabajo y otros aspectos. La comida callejera es catalogada como los alimentos que se encuentran en la vía pública con variedad, adquiridos con rapidez a precios asequibles.

Se originó en la antigua Roma, donde servían panes planos con olivas o el faláfel (croqueta de garbanzos o habas) en puestos callejeros. En 1912, se inauguró el primer automac, establecimiento que ofrecía alimentos por una ventana de vidrio. Más tarde tomó relevancia la comida rápida en Estados Unidos, cuando dejó de  ser un fenómeno y se extendió por  el mundo.

Esta comida contiene sal, condimentos, azúcares, altos niveles de grasa y aditivos alimentarios. Estimula la sed y el apetito, atrae por color, sabor, textura y aspecto. Se ha convertido en un producto comercializado que contribuye a la economía y a la demanda de desempleo.

Un aspecto positivo que resalta la nutricionista Mónica Wilches es la cantidad de energía por consumo de lípidos, proteínas y kilocalorías presentes en algunos alimentos, que al comerlos de manera moderada contribuyen al organismo. Recomienda digerir cada 15 días, o una vez al mes, la comida de la calle en pequeñas  porciones, acompañada de actividades físicas.

Existen diferentes tipos de comidas y los que menos sugiere Wilches son los de altos contenidos de grasas. La empanada, pizza, hamburguesa y alimento de paquete aportan elementos no sanos para el organismo. Tener precaución al consumir pollo y carne de cerdo, la última puede contener huevos de cisticerco, larva que produce neurocisticercosis en el sistema nervioso central.

No se  aconseja a hipertensos, diabéticos, obesos, con síndrome metabólico, cardiovascular, colesterol, triglicéridos e inmunocomprometidas (VIH o cáncer) y los adultos mayores consumir comidas callejeras.

En varios estudios sobre este tipo de alimentos se hace evidente la existencia de graves problemas sanitarios, originados por manipuladores y personal responsabilizado con los controles de los productos. Miles de bacterias se encuentran en la pluralidad de comidas,  de diversos géneros y familias. Dependiendo de la preparación hay mayor o menor cantidad.  El 99 por ciento son eliminadas en el tracto digestivo por los ácidos y mecanismos de defensa del organismo.

Staphylococcus, Shigella, Yersinia enterocolítica, Escherichia coli, Salmonella son las principales bacterias desarrolladas por una mala manipulación en los alimentos.  Cúcuta, según expertos, evidencia casos frecuentes  por la salmonella.  Bacilo que origina infecciones en el organismo, dolor abdominal, náuseas, vómitos y diarrea de características inflamatorias.

La vía de trasmisión es fecal u oral, aguas contaminadas no higienizadas, alimentos manipulados por portadores, ingestión de crustáceos infectados o vegetales regados con aguas sucias. La bacteria se desplaza del torrente sanguíneo a cualquier parte del cuerpo, en algunos casos causa la muerte.  El tratamiento es la hidratación o antibioterapia.

Otro riesgo de comer en la calle es encontrar la comida en mal estado. Vómitos, diarreas, intoxicación y salpullido son las consecuencias comunes. Consumir en exceso causa acné, colon irritable, cólicos, hipertensión y colesterol. Sustancias como los nitritos, en algunos casos, producen cáncer y enfermedades cardiovasculares que por el alto contenido de grasas pueden causar la muerte.

Para los amantes de este tipo de comida se indica al consumir  tener en cuenta el lugar y entorno para adquirirla. Los manipuladores deben tener los utensilios especiales, uniforme adecuado, gorro, tapabocas, guantes. Alimentos reservados  en un lugar cubierto sin factores de contaminación.

Una cláusula de los establecimientos y puestos comestibles para funcionar es que cada encargado de la comida debe portar constancia de manipulación de alimentos. Se obtiene al hacer una capacitación  de 48 horas, e incluye pruebas de laboratorios. Evalúa la capacidad del personal si es apto o no. Cada año el certificado se debe actualizar, repitiendo las pruebas.

Sanidad visita cada cuatro meses los lugares, vigila y califica higiene, desafección, limpieza, manipulación, requisitos para ofrecer calidad a los comensales. El no cumplir con estos aspectos ocasionará el cierre del negocio y se decomisará la comida. La Alcaldía pondrá a disposición de los transeúntes, una detallada información que les advierte respecto de las consecuencias de adquirir comidas en ventas callejeras.

Una alimentación saludable sin comida de la calle, conforta el sistema inmunológico, previene enfermedades, disminuye el nivel de azúcar y colesterol en la sangre. Acompañado de reducción de la ingesta de grasas saturadas, comer  frutas y verduras, preferir granos enteros y grasas buenas recomiendan los nutricionistas para obtener una vida sana.

MILEIDY MOLINA – KEVIN OROZCO – SHAKIRA VELASCO

Estudiantes de Comunicación Social

Universidad de Pamplona

Campus de Villa del Rosario

Foto: www.contraluzcucuta.co

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

CRÓNICA. Vitrinas a cielo abierto

CÚCUTA.- Al llegar a las tierras que, el 17 de junio de 1733, Juana Rangel …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.