A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Vistazo Deportivo / FÚTBOL DE SEGUNDA. Cúcuta Deportivo regresa a casa
El Cúcuta Deportivo volverá a Casa para jugar un partido del torneo de Segunda División. Han quedado atrás los insultos, los malos deseos para el equipo, los resquemores y las envidias. / Foto: ARCHIVO

FÚTBOL DE SEGUNDA. Cúcuta Deportivo regresa a casa

CÚCUTA.- Para los cristianos creyentes esta sería la confirmación de la parábola del hijo pródigo, aquel muchacho que pidió al padre la liquidación por el trabajo cumplido, lo que le correspondía en bienes materiales y los ahorros. Con las manos llenas marchó en busca de otros aires, porque creía que le iría mejor. Al tiempo, y cuando había gastado lo ganado en largos años de trabajo volvió a casa.

La enseñanza no puede ser mejor, en esta oportunidad aplicada al Cúcuta Deportivo. Un día, el presidente José Augusto Cadena amenazó con irse de la ciudad si no se le cumplían algunos caprichos. Empacó camisetas y jugadores, y marchó a Zipaquirá en procura del respaldo de una afición desconocida y apática por los colores rojo y negro.

Aquí dejó a los mejores hinchas de Colombia sin ilusiones, sin equipo, sin fútbol profesional y sin amor por un club. Los malos resultados, la merma en el botín que dan las entradas al estadio y la resignación de los aficionados hicieron pensar al directivo mayor en la posibilidad de dar marcha atrás en las berrietas y buscar acercamientos con quienes manejan el poder en la ciudad.

Razones fueron y vinieron en bus, automóvil y avión. La fría capital de la república sirvió como escenario para esas conversaciones, en muchos casos fallidas, para devolverles a los cucuteños lo que por un papel se les quitó. El cuadro rojinegro, a pesar de ser una empresa privada, de tener dueño y de contabilizarse en acciones, despierta fervor entre la multitud uniforme que llena los graderíos del General Santander si el producto que les ofrecen es bueno.

Las palabras llegadas desde Bogotá no satisfacían, a cambio sonaban vacías. Y surgieron las soluciones cucuteñas.

Primera. Proponerle a  Cadena la compra del equipo. Respuestas: el once motilón cuesta 10 millones de dólares. A los pocos meses se valorizó como si hubiera ganado la Libertadores y pasó a costar 30 millones de billetes verdes. Y por último, a diferencia de los múltiples avisos colgados en las vitrinas de los almacenes, José Augusto sacó el cartel de NO SE VENDE.

Segunda.  Juntar a varios de esos multimillonarios que se pasean en Captiva por las calles de Cúcuta para que armen otro equipo. Respuestas: a los propietarios de cuentas de ahorro abultadas no les interesa el fútbol. Otra, la Dimayor no permite que haya otro equipo en la ciudad, porque hay un hijo viejo, con cédula y con todos los derechos para ser unigénito. Una más, traer la ficha de algunos de los clubes inscritos en la División Mayor y con el tiempo cambiarle de nombre. Ninguna dio resultado.

Tercera. Declarar al presidente Cadena ‘persona no grata’ en Cúcuta, con el ánimo de moverle los sentimientos y hacerlo recapacitar. Respuestas: El equipo hizo una temporada de media tabla hacia abajo, casi llega a la siguiente fase y casi ilusiona a los aficionados. Hubo cambio de técnico, nueva temporada, volvió a hablarse de los motilones en tierra de los Zipas y llegó la invitación al Concejo para hablar. Cadena, hábil político, trajo camisetas, las repartió y se tomó la foto con gobernador y concejales vestidos de rojinegro. Sonrisas.

Cuarta. Exigirle a José Augusto que conforme una plantilla de nivel para competir y alcanzar la máxima categoría del fútbol profesional colombiano. Respuestas: restitución de derechos para utilizar el General Santander, porque Carlos Vives solo no puede llenar las tribunas. No hubo alegría plena, pero quedó en el ambiente un saborcito a acercamiento. El victimario Cadena salió sin el remoquete de ‘persona no grata’ y por el discurso que se le escuchó es una víctima más del sistema. Asomo de reconciliación.

En ese recorrido pasó mucho tiempo. Ahora, después de una nueva reunión con los dueños del poder en Cúcuta y Norte de Santander, se hace el anuncio que los hinchas esperaban. El Cúcuta Deportivo volverá a Casa para jugar un partido del torneo de Segunda División. Han quedado atrás los insultos, los malos deseos para el equipo, los resquemores y las envidias.

Para cumplirse ese deseo, Cadena debe ponerse al día con las deudas que tiene con el municipio (¿?). Son principios de acuerdo, que de un momento a otro pueden echarse para atrás. El regreso sería en agosto, cualquier día.

Los aficionados, al igual que el padre que siempre esperó en la finca sin desfallecer, ven a lo lejos el retorno de los motilones a casa. Ojalá el hijo mayor, al que le agrada la cizaña, no le caliente el oído al padre y lo ponga en contra del Hijo pródigo que asoma la cabeza para que lo reciban como si nada hubiera ocurrido. Es época de reconciliación y paz, así no haya reparación por las tardes y noches sin fútbol en el estadio.

RAFAEL ANTONIO PABÓN

rafaelpabon58@hotmail.com

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

FÚTBOL DE PRIMERA. Cúcuta Deportivo, de la euforia al desconsuelo

CÚCUTA.- La tristeza arrastra los pies por las calles cucuteñas. La desolación camina a su …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.