A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Destacado Barra / Encrucijada de la Nueva Terminal de Trasportes

Encrucijada de la Nueva Terminal de Trasportes

CÚCUTA.- El Concejo de Cúcuta tuvo que declararse en sesión permanente para tratar de sacarle una respuesta convincente al gerente de la sociedad Nueva Terminal de Trasporte de Cúcuta en torno a la participación económica de los socios. Al término de cinco horas de debate no lo consiguieron.

El ingeniero Jaime Vargas, representante legal de la junta de socios, actuó como invitado por la corporación para conocer lo relacionado con el inicio de la construcción de la nueva Terminal, en la vía a Puerto Santander. La remoción de tierra comenzó tres semanas atrás ante el asombro de los concejales.

A lo largo de los 300 minutos de alegatos, discursos, defensas vehementes, ofensas, sátiras, inconformismos, acusaciones, señalamientos, respuestas evasivas, preguntas inquisidoras, explicaciones largas, intervenciones extensas e interpelaciones, quedó un sinsabor en el recinto y en el cerebro de las barras.

El desabrimiento quedó por las respuestas del ingeniero Vargas, que buscó las ramas para contestar las inquietudes. Esta actitud exasperó a los munícipes y los llevó a pedir, casi por unanimidad, la liquidación de la sociedad.

El gerente escuchó impávido las aseveraciones. La tanda la inició Blanca Cruz González. Con tono de voz fuerte increpó a Vargas por el inicio de la obra, pidió explicaciones por la inversión oficial, exigió documentos y solicitó información para responderle a la comunidad con cifras concretas.

El invitado estimó las inquietudes como válidas y sentidas, y dijo que la  sociedad y los accionistas han tenido voluntad de salir adelante. “Estamos interesados en inaugurar la Central de Trasportes, por eso iniciamos la obra”.

A Olga Cristina Jaimes no le cayó en gracia el gerente y la primera impresión que le causó fue de informalidad, como si asistiera a un conversatorio a pesar del peso de la sesión. No llevó documentos, recursos técnicos ni acompañantes para la exposición. “No hay información, documentos ni sustentos. Esto no puede llamarse debate”.

Vargas, en la defensa, pegó la primera cachetada a la corporación. “Entiendo la desinformación que tienen y la ansiedad por estar informados”. Y contraatacó con parte de lo que querían escuchar sus interlocutores. “Los recursos del municipio no los hemos tocado”.

La construcción de la nueva Terminal de Trasporte y Carga de Cúcuta cuesta $29.000 millones. El municipio es socio con el 20 por ciento y aportó $5.800 millones, representados en el terreno ($2.696 millones), el estudio y diseño de la obra ($300 millones) y un crédito ($2.800 millones).

El gerente afirmó que el lote asignado era inadecuado y que en principio se pedía la construcción de dos terminales; que ninguno de los estudios sirvió por obsoletos ni coincidían con las normas arquitectónicas para terminales terrestres. “Hemos corregido la planificación del proyecto”.

Eduardo Chaín se mostró irrespetado y ofendido por el ingeniero Vargas y repitió que no tienen conocimiento de un programa de actividades para la ejecución de los trabajos. Mientras que Jesús Daza aprovechó la efervescencia para lanzarle un dardo a la administración municipal, a la que calificó de nefasta. Luis Alfonso Mejía complementó el improperio y la tildó de negligente.

En el 2007, el Concejo autorizó la conformación de la sociedad y en dos oportunidades ha decidido sobre la liquidación de la actual Central de Trasportes, a la que Raimon Hernández comparó con un centro comercial por la existencia de 550 locales para venta de cualquier cantidad de mercancías y solo 40 oficinas para que los trasportadores atiendan a los clientes.

     

“Vamos a construir una de las terminales más modernas de Latinoamérica. Tenemos la esperanza de ganarnos un premio con el proyecto arquitectónico”, anunció el gerente Vargas ante la incredulidad y muecas de rechazo de los concejales, y dijo que hasta tendrá aire acondicionado.

Gustavo Villamarín, enérgico, increpó al visitante y dijo que esa es una “sociedad de papel y de burla”. Afirmó no saber nada de la inversión de los recursos oficiales y pidió que “se disuelva la sociedad para no tener que pagar indemnizaciones costosas en el futuro”, y porque no tienen autoridad moral por no haber hecho los aportes.

En defensa de ese ataque frontal, Jaime Vargas ripostó. “La plata aportada por el municipio hace parte de la sociedad”. Blanca Cruz, al oír la afirmación, susurró: “descarado”. Al frente no se escuchó. “La parte privada no comparte que el municipio sea el único que ha cumplido”, remató el gerente.

En septiembre de 2009, se constituyó la sociedad mediante la escritura 2019. El 20 por ciento le corresponde al municipio,  el 80 por ciento restante se lo reparten la corporación Universidad Gran Colombia,  la firma JESRA, la Cooperativa Multiactiva Guasimales, la Terminal de Trasportes de Chiquinquirá y la firma Vargas Velásquez, entre  otras empresas. “Esto tiene que entrarse a liquidar”, consideró Blanca Cruz.

“El funcionamiento de la sociedad ha sido con recursos de los demás socios… Los únicos que han cumplido han sido los accionistas privados”, expresó Vargas, y anotó que han manejado el dinero con pulcritud.

La mayor irritación de los concejales se dio porque el gerente no fijó plazo para la terminación de la obra. “Vamos a hacer una terminal moderna”, manifestó. Respuesta que no le gustó a Manuel Granados y lo instó para que dejara la demagogia. Casi a regañadientes, Vargas indicó que la construcción se concluirá en el primer semestre del 2012. Plazo que va del primero de enero al 30 de junio.

El personero Juan Carlos Bautista hurgó en los asuntos jurídicos y dijo que por falta de documentación “estaríamos hablando de una sociedad inexistente”. A Gerson Villamizar, vocero de las barras, le permitieron el ingreso al recinto para que interviniera. “Siempre engañan al pueblo”, afirmó en tono amenazante.

Al final, las respuestas del gerente sonaron a insípidas y provocaron entre los concejales pesar, desazón y pesadumbre. Blanca Cruz lo advirtió a mitad de sesión y dijo que este sería “un debate bobo” y así resultó, porque no hubo conclusiones, solo la invitación de Jaime Vargas a Javier Prieto, “póngase las botas, mano”.

RAFAEL ANTONIO PABÓN

rafaelpabon58@hotmail.com

Fotos: MARIO CAICEDO

mariocaicedo30@gmail.com

         

 

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

FONDO ADAPTACIÓN. Invertidos $ 5000 millones para beneficiar a 500 niños

CÚCUTA.- El Fondo Adaptación entregó dos nuevas sedes educativas adaptadas al cambio climático en Cúcuta. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.