A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Articulistas / El pobre escenario de la política colombiana
Puestos de votación para el Congreso.

El pobre escenario de la política colombiana

CHINÁCOTA – Norte de Santander.- Que fea es la política colombiana para hacerse elegir. La mayoría de quienes aspiran a cargos de elección popular de alcaldías, concejos, asambleas y Congreso los métodos que utilizan son: el engaño, la mentira, la trampa, la manipulación, la hipocresía, la compra descarada de votos, con tejas, cemento, ladrillos, sancochos sucios en potreros, lotes, quebradas o lugares en barrios donde se sufren necesidades, de gente pobre necesitada, prometiéndoles lo que nunca cumplirán y a quienes deliberadamente les mienten con abrazos, exhibiendo simpatía que nunca verán después de elegidos. Estos personajes, en muchos casos, se aprovechan hasta de jóvenes mujeres incautas. He visto cómo se burlan de las personas y de su condición de miseria, atraso, desesperanza y humildad. Pero nunca, en la mayoría de los casos, estas bellezas de nuestra sociedad utilizan la persuasión sana, correcta y argumentos serios, razonables y con el respeto que el pueblo merece, para conquistar su apoyo.

Voté en Cúcuta, temprano, con la convicción de cumplir bien con el deber ciudadano: para el Senado por Centro Democrático y para la Cámara, por Ciro Rodríguez. Por Centro Democrático, porque creo firmemente en la necesidad de tener en el Congreso la diversidad de opinión y opciones filosóficas y políticas que completen ese abanico de gran representación de todos los sectores de la opinión ciudadana, de la necesidad de contrapesos, diversidad de pensamiento, con una oposición que ponga la balanza democrática, responsable en el control político con independencia, sin dejarse amedrentar por los demás poderes públicos, en especial por el Ejecutivo, que en este caso ha utilizado métodos non santos para comprar conciencias y paliar la aprobación fácil de leyes que le sirvan a sus intereses personales, hoy muy arraigado en este Gobierno para lograr la reelección y argumento falso de que tiene que completar su tarea. Incluso, ha llegado a propuestas desafortunadas, en épocas electorales de apoyar la reelección de alcaldes o en su defecto la ampliación de sus periodos de gobierno, inoportuno por demás e inconveniente para la democracia.

Por Ciro Rodríguez por ser un representante comprometido con la región, serio en el trabajo y por el respeto y reconocimiento que siento por la provincia ocañera, de gran valor para la identidad nortesantandereana. Porque creo posible y necesaria la integración de las regiones del departamento y avanzar en un trabajo por El Catatumbo, por fortuna reforzada con la elección de  Jesús Castilla, hoy senador de la república, por el Polo Democrático. No pude aceptar la disociación que se presentó en la lista de Cámara, la cual, desgraciadamente, no estaba a la altura de lo que Norte de Santander necesita y menos por aceptar el ingreso del oportunismo y del interés personal, por lo que preferí retirar mi nombre.

Después de estas elecciones, estamos lejos de llevar a los mejores al desprestigiado Congreso, cuyo rechazo lo demuestran la elevada abstención del 60 %, el voto en blanco y el votar sin marcar el tarjetón, que favorecieron en muchos casos a repetir a personajes corruptos reconocidos, rosqueros y que solo sirven a su cacique y a los seleccionados por herencia o por familias que sacan usufructo a los presupuestos regionales o delegados de muchos que pagan cárcel o tienen procesos por diferentes delitos. Colombia y  Norte de Santander necesitan con urgencia la reivindicación de la política sana, que solo sirva al interés general de la sociedad. Colombia debe hacer algo urgente para mejorar el sistema electoral, complicado para identificar a los candidatos, no tiene suficiente control al momento de votar, es atrasado, pues es fácil el fraude y la manipulación posterior a las votaciones.

En el sistema electoral debiera castigarse ejemplarmente el hacer proselitismo el día de elecciones, como se observó en Cúcuta y en muchas otras ciudades. No debiera permitirse el expendio de comidas, ni bebidas en ningún lugar público, calles, parques, andenes cerca a los lugares de votación y en donde se facilita la injerencia al elector, comprándole el voto y coaccionándolo a votar por otros candidatos. Tampoco el Estado debiera permitir que los candidatos trasporten a los ciudadanos desde la casa, la vereda y lugares de origen a los puestos de votación. Esto constriñe la libertad, el derecho a la libre expresión y al voto, como hacer que el voto sea obligatorio.

No queda sino esperar que los elegidos cumplan con el deber, que sean responsables con las regiones y con el país, que trabajen en equipo, para que este Congreso sea garante de una verdadera democracia, de la paz, que se protejan los derechos de los ciudadanos y en especial se hagan las leyes que beneficien al país y a los vulnerables, propendiendo por la equidad y la igualdad.

Deseamos que para Norte de Santander, quienes fueron elegidos trabajen en coordinación y en equipo para gestionar y lograr los recursos que necesitamos de la nación para recuperar El Catatumbo, reconstruir a Gramalote, comunicar al departamento con la Costa, con el interior del país y la comunicación expedita con Arauca y los Llanos Orientales, sin tener que utilizar a Venezuela como paso obligado hacia y desde estos territorios colombianos. Norte necesita mejorar la educación pública, formar talentos e invertir en el capital humano. Necesita un Plan de Desarrollo Económico y Social que resuelva los problemas actuales y lo haga un departamento en progreso, sostenible y en armonía. En fin, así hayamos perdido dos parlamentarios, pues no es la cantidad, sino la calidad, lo que realmente necesitamos en el Congreso, esta bancada apoye con seriedad y compromiso a los alcaldes y a la Gobernación para cumplir las metas que deben iniciar la trasformación, abriéndolo a Colombia y al mundo, con solidez y seguridad.

SEGUNDO ANTONIO GONZÁLEZ

Chinácota, marzo de 2014

 

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

CRISIS EN VENEZUELA. 80.000 migrantes cuentan con servicios financieros digitales en Colombia

BOGOTÁ.- Los venezolanos que viven en Colombia y cuentan con el Permiso Especial de Permanencia …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.