A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Destacado / CRISIS EN LA FRONTERA. Fundación Progresar: Pasos ilegales en la frontera
Ilustración: FUNDACIÓN PROGRESAR

CRISIS EN LA FRONTERA. Fundación Progresar: Pasos ilegales en la frontera

CÚCUTA.- Este fenómeno es necesario entenderlo en el contexto del conflicto armado, de circuito del narcotráfico y de la criminalidad en general, en una zona fronteriza altamente vulnerable y desprotegida. Estos sectores ilegales llevan a cabo sus actividades de acuerdo con las leyes del mercado, es decir de la oferta y la demanda.

Su permanencia depende del negocio del narcotráfico, pero, sobre todo, del tipo de relación que generen con actores armados, más aún si estos ejercen algún tipo de control territorial, sea pasajero o permanente. Esta simbiosis se prolonga según los pagos que se hagan o la permanencia del grupo ilegal en el sector. Estos, a cambio, deben garantizar seguridad, proteger los dineros de los propietarios y servir de contención a otros grupos que quieran apropiarse del sector.

Funcionan 24 horas durante siete días a la semana y tienen a su alrededor una fuerte infraestructura logística de motocicletas, bicicletas, vehículos, puestos de ventas fijos y móviles. Utilizan hombres y mujeres de todos los estratos, se camuflan detrás de cualquier tipo de negocio, establecimiento comercial o actividad económica, algunos de los cuales son instalados para servir como fachada.

Esto les ha permitido construir un gran poder económico, directo o indirecto, que facilita permear a sectores de la institucionalidad, principalmente de la fuerza pública que adelanta labores de control. También, logran construir bases de apoyo entre jóvenes, trabajadores informales, desempleados y consumidores.

Detrás de estos expendios están, además, las mafias que controlan el negocio de las drogas que, en últimas, son quienes tienen las posibilidades, la infraestructura, y los recursos económicos para darle estabilidad a la distribución al por menor.

Los niveles de rentabilidad de este negocio ilegal son tan altos que hace décadas se constituyeron ejércitos de sicarios y asesinos dedicados a proteger a los propietarios y sus intereses, controlando amplios sectores del Área metropolitana de Cúcuta.

Control de rutas de

tráfico ilegal de personas

La ubicación estratégica en los municipios fronterizos permite ejercer un control efectivos de los pasos ilegales de personas (individuales y colectivos) y destacan como los más importantes San Antonio del Táchira (Venezuela), La Parada, Juan Frío, Palo Gordo, La Uchema y Los Parios. Así como las rutas Pedro María Ureña – El Escobal, Palotal – Puentede Tienditas y Boca de Grita – Orope – Puerto Santander.

Las decenas de rutas ilegales creadas después del cierre de la línea fronteriza son controladas de manera estricta por grupos de hombres armados acantonados a lado y lado de la línea, los cuales se encargan de garantizar el pago de la tarifa impuesta para el cruce individual o colectivo.

Trata de cruzar la frontera por estos pasos ilegales o trochas sin pagar la tarifa puede ocasionar la muerte o la desaparición forzada. Algunos de los eventos de homicidios y desapariciones forzadas ocurridos en los últimos dos años, y que se acompañaron desde la Fundación Progresar, han tenido como antecedentes estos hechos.

Robo y contrabando de vehículos,

negocio de ida y vuelta

Estos delitos, como algunos de los mencionados, son de vieja data en la región y su pujanza depende, principalmente, de las necesidades del mercado en cualquiera de los dos países, pero su práctica, en términos generales, se mantiene activa de manera permanente pesar, incluso, del cierre de la frontera.

El Observatorio del Delito Organizado analizó las cifras del Ministerio de Relaciones Interiores de Venezuela. Durante el periodo 2001 – 2015 ocurrieron 485.459 casos de robo de vehículos. Es decir, cuatro vehículos robados/hurtados cada hora; 35.675 por año y 95 cada día.

Es un negocio considerado como una poderosa industria que mueve más de $ 300.000 millones al año. Las rutas de contrabando de vehículos, creadas hace décadas, se mantienen todo el tiempo activas como, por ejemplo, la usada para vehículos venezolanos, que comprende Cúcuta y Ocaña, que conecta al sur del Cesar y el sur de Bolívar.

Lo anterior evidencia la consolidación del crimen organizado, que funciona como verdaderas empresas jerarquizadas, con grandes inversiones de capital, división del trabajo y generadoras de una economía de escala.

Empresas altamente rentables, que cometen cerca del 90 % de los homicidios ocurridos en el Área Metropolitana de Cúcuta y en el estado Táchira de Venezuela, las cuales controlan no solo los mercados ilegales, sino también vastas zonas urbanas y rurales de estas dos regiones, y usan la violencia y la intimidación como fórmulas para lograr apoyos y  consolidar territorios, rutas, mercados, silencios y complicidades.

Recomendaciones

El Estado colombiano debe:

  • Impulsar medidas urgentes que permitan contrarrestar la crisis social y económica que golpea a la región.
  • Diseñar una política integral que permita la protección de los derechos humanos.
  • Impulsar planes integrales de seguridad y justicia.
  • Hacer los esfuerzos necesarios de coordinación y articulación de planes, programa y estrategias con las autoridades venezolanas.
  • Fortalecer las investigaciones contra las fuentes de financiación y de ingresos de los grupos ilegales.
  • Crear espacios permanentes de diálogo con las organizaciones de la sociedad civil para analizar los problemas de violación de los derechos humanos.

Documento: Una mirada local al crimen organizado en la frontera colombo-venezolana

 

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

ALCALDES 2020 – 2023. Nortesantandereanos eligieron gobernantes locales

CÚCUTA.- 740.425 votantes de 1’233.800 habilitados para sufragar acudieron a las urnas, este 27 de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.