A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / ACONTECIMIENTOS / CRISIS EN LA FRONTERA. A 21 días del cierre de la frontera, no hay soluciones a la vista

CRISIS EN LA FRONTERA. A 21 días del cierre de la frontera, no hay soluciones a la vista

CÚCUTA.- Tres semanas completó el cierre de la frontera colombo-venezolana. La medida, ordenada desde caracas por el presidente Nicolás Maduro, sorprendió a los residentes en el cordón limítrofe que une al estado Táchira con Norte de Santander. Cientos de ciudadanos de las dos nacionalidades quedaron atrapados a lado y lado de las barricadas instaladas por la guardia.

El impedimento del tránsito de pasajeros y vehículos ha causado perjuicios a las relaciones binacionales. Las cancilleres se reunieron en Cartagena sin llegar a acuerdos concretos y los presidentes Maduro y Juan Manuel Santos están en posición de ataque verbal constante.

Cientos de colombianos fueron desalojados en San Antonio de las pertenencias y deportados por el puente internacional ´Simón Bolívar’. En Villa del Rosario y Cúcuta han recibido atención en albergues acondicionados para garantizarles techo temporal.

La punta de la madeja de la discordia se achaca a la presencia de paramilitares en terreno tachirense. Otras versiones rezan que la situación desatada con la expulsión de colombianos es la coartada perfecta para esconder al ‘cártel de los Soles’, que estaría encabezado por Diosdado Cabello, influyente presidente de la Asamblea venezolana.

En las redes sociales abundan las acusaciones, mediante videos, contra el segundo a bordo del chavismo y las manipulaciones para evitar que se ponga en evidencia lo que se comenta a grito entero. Maduro hace caso omiso a las acusaciones y no se refiere al narcotráfico en las declaraciones oficiales.

La crisis ha despertado el nacionalismo en Colombia y las voces de solidaridad se escuchan en distintos tonos. A cambio del concierto del 2008, promovido por Juanes, y a falta de la visita de cantantes íconos de la paz, hasta la frontera se han movido embajadores, cancilleres, el secretario General de la OEA y los obispos de Cúcuta y San Cristóbal.

El presidente Santos llegó con los ministros para reunirse en consejo especial, los senadores llegaron en comisión y los medios de comunicación mantienen corresponsales. Los noticieros abren desde los puentes internacionales y las informaciones entregadas al mundo dan cuenta de la situación que es desconocida en Miraflores.

Entre las imágenes destacadas resaltan la pobreza, la tristeza y la agonía que viven los deportados. En la Pequeña Barinas quedaron casas, enseres, animales y familiares. Años de trabajo fueron destruidos, en segundos, por máquinas demoledoras al mando de guardias. Sueños tejidos a lo largo de la vida fueron borrados por órdenes militares. Ilusiones construidas minuto a minuto desaparecieron en un instante y sin razón alguna.

Las historias parecen repetidas, pero pueden contarse por miles. Cada niño, joven o adulto tiene la suya y la cuenta con sinceridad, porque tienen un motivo. Se sienten humillados, avasallados y abatidos. Allá, no pudieron protestar y vieron cómo, primero, les marcaron la casa con una letra que los condenaba, y segundo, los declararon objeto ‘tipo deportación’.

El decorado de los pasos sobre el río Táchira cambió. Los puentes aparecen despejados, el ruido de los carros se esfumó, la presencia de los motorizados suicidas es remota, los cambistas de moneda no están, los buses no recogen pasajeros, las ventas ambulantes son cuestión del pasado, el caminar apresurado de los peatones no se siente. Ahora, hay alambradas, guardias, armas, barricadas, silencio, burla y caras cargadas de desespero.

En los 21 días, ha habido algunos gestos que no cumplen con la condición de humanitarios, pero que han permitido el tránsito de niños para volver a la escuela, de camiones sin carga rumbo al hogar, de enfermos con destino al hospital, de ancianos que lloran porque el nieto que llevan aferrado a la mano no come hace días y de mujeres que ahora están solas porque el marido quedó al otro lado de la línea que divide a los dos países.

En este tiempo, el alcalde Donamaris Ramírez tuvo tiempo para viajar a Estados Unidos y demandar a Maduro ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por violación a los derechos humanos de los colombianos. No ha habido respuesta del organismo internacional de justicia por lo que insistió en que una delegación visite a Cúcuta y constate cómo vive la frontera. La visita puede estar cerca y en el curso de las próximas horas se podría conocer fecha.

Los comisionados o los que designe la comisión; el secretario ejecutivo de la comisión, acompañado de abogados asesores, y el relator de migraciones, vendrían a:

1.- Comprobar las violaciones de derechos humanos

2.- Adelantar el acompañamiento inmediato y urgente en los próximos días

3.- Asegurar la prueba y generar  condiciones que permitan salvar a los deportados que están en grave peligro de que continúe la violación de derechos humanos.

RAFAEL ANTONIO PABÓN

rafaelpabon58@hotmail.com

Foto: lapatilla.com

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

FE Y JUSTICIA. “El perdón es sanador”: padre Rhonald Sttyd Suárez

CÚCUTA.- El padre Rhonald Sttyd Suárez Carrillo durante seis años y medio ha acompañado a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.