A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / CRISIS EN VENEZUELA / CARTA DE VENEZOLANA. “Somos víctimas de un gobierno nefasto”
“Gracias a Dios ustedes han demostrado lo contrario y por eso les agradezco una vez más. Se les quiere”.

CARTA DE VENEZOLANA. “Somos víctimas de un gobierno nefasto”

CÚCUTA.- Irene Pérez Medina tuvo la oportunidad, este domingo, de pasar a Colombia en busca de los alimentos y los medicamentos que escasean en su Venezuela natal. Esta mujer no soportó más la situación a la que han sido llevados los venezolanos por disposiciones oficiales y cruzó la frontera. Las políticas del presidente Nicolás Maduro han ahogado al pueblo por la carencia de productos de la canasta básica.

“Hermanos colombianos, no saben cuán agradecidos estamos los venezolanos con ustedes por la receptividad y generosidad que han tenido con nosotros en los momentos tan difíciles que estamos pasando”. Así escribió Irene al regreso a casa, luego de asistir a supermercados y droguerías cucuteñas para adquirir la mercancía que hace tiempo no ven en los estantes tachirenses. La carta se conoció por Facebook.

Otrora, las filas de vehículos y de hombres y mujeres se hacían en esta parte de los puentes internacionales para ir a San Antonio y Ureña a comprar carne, leche, refrescos, cerveza, harina, enlatados, encurtidos, gasolina, y todo lo que se antojaba en los hogares colombianos. Hoy, la cara de la moneda está del otro lado. Primero, centenares de mujeres se organizaron y protegidas con franelas blancas en señal de paz, desobedecieron las órdenes presidenciales y atravesaron las barricadas levantadas en los pasos sobre el río Táchira. Ahora, los hombres se unieron a la caminata en procura de alimentos y en miles transitaron por el duro pavimento que cubre al puente Simón Bolívar para llegar a la capital de Norte de Santander.

Irene Pérez, en carta pública dirigida a los colombianos en general, agradece las atenciones y presenta disculpas por “la humillación que vivieron de los que han sido nuestros verdugos y esbirros”, al referirse a los guardias bolivarianos apostados en las alcabalas. Los uniformados, antes del cierre de la frontera, despojaron de cualquier producto que se pretendía ingresar a Villa del Rosario y Cúcuta.

La disculpa para ese accionar estuvo cimentada en el combate al contrabando. Mientras tanto, las grandes cantidades de mercancía pasaban por trochas y llenaban puestos ambulantes en las calles cucuteñas y mercados organizados a partir de la llegada de productos ilegales.

“Dios les pague por comprender que el pueblo venezolano no es ni ha sido su enemigo nunca”, escribió Irene Pérez en el reconocimiento por las atenciones. Desde siempre, en la zona fronteriza se ha proclamado la hermandad de nortesantandereanos y tachirenses. Por años, unos y otros cruzaron la línea imaginaria para sacar provecho de las ventajas cambiarias del peso y del bolívar.

En los últimos años se ha agudizado la crisis económica y política en Venezuela. “Somos víctimas de las circunstancias con un gobierno nefasto que mata de hambre al pueblo y lo azota violando sus derechos a la salud, a la libre expresión, a la seguridad”. Los medicamentos desaparecieron de las vitrinas, los periódicos no tienen papel para circular y la violencia es creciente.

“Es inevitable llorar al ver las imágenes de cómo la gente busca la solución a sus problemas y corre desesperada cómo si estuviéramos en una guerra. Por un momento pensé que los cuerpos de seguridad allá (en Colombia) nos reprimieran y nos maltratarían tal cual como ustedes fueron tratados hace un año”, dice la carta de Irene Pérez.

Los venezolanos que se animaron a romper las barreras y a desafiar a la autoridad uniformada del país vecino compraron lo necesario y volvieron al hogar con los productos que necesitan para vivir otros días sin angustia. “Gracias a Dios ustedes han demostrado lo contrario y por eso les agradezco una vez más. Se les quiere”.

Foto: Marta Estella Rojas

@cuarto_oscuro

 

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

PARQUE NATURAL. Cucutilla en el contexto del páramo de Santurbán

CUCUTILLA – Norte de Santander.- El Páramo de Santurbán se conserva, a pesar de los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.