A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Articulistas / CARTA DE FENALCO. Cúcuta necesita más vías
Cerrar la avenida 5 desde la calle 12 hasta la 9, vías que nos permiten salir del centro, y donde se concentra gran número de establecimientos que dan fe de porqué somos ciudad comercial, no tiene sentido. / Foto: areacucuta.com

CARTA DE FENALCO. Cúcuta necesita más vías

Una infraestructura vial adecuada a la población y al número de vehículos que transitan debe ser el mayor argumento para determinar lo que efectivamente requiere la ciudad. Para nadie es un secreto que la condición que tiene Cúcuta por ser fronteriza, en la que circulan por sus vías carros de placa extranjera y nacional, la hacen especial, además de la población flotante que mantiene y que en estos momentos se ha incrementado, teniendo en cuenta que a la ciudad llegan en promedio diario más de 20.000 personas por diversas razones comerciales y humanitarias.

En Cúcuta y el Área Metropolitana, según la Secretaría de Hacienda Departamental circulan 57.574 vehículos de placa extranjera   y 84.848 vehículos particulares, sin contar los vehículos de servicio público, que utilizan las vías y que cada día se hace más apremiante tener más, para descongestionar el tráfico, especialmente en el centro. Sin embargo, la administración municipal, en momentos de aislamiento preventivo, pero más por una trasformación del centro de la ciudad, ha decidido cerrar unas vías que no sólo son importantes para llegar y salir, dado que allí se registra el 90 % de las actividades financieras y administrativas de los entes territoriales, Alcaldía y Gobernación.

Cerrar la avenida 5 desde la 12 hasta la 9 y la calle 11, vías que nos permiten salir del centro, y de igual manera, donde se concentra gran número de establecimientos que tienen vitrinas hermosas que dan fe de porqué somos ciudad comercial, no tiene sentido. Como tampoco tiene sentido que al Centro Comercial Lecs se le inhabilite el parqueadero, porque tiene salida por la 11 y así otros parqueaderos que están sobre la nueva delimitación del centro a los que por vía de decreto se les cierra su actividad, pero que no le cesan las obligaciones de pagar predial y otros impuestos municipales.

Fenalco ha promulgado que debemos desarrollar estrategias que mantengan comercialmente vivo el centro. Es decir, dar incentivos para que queramos venir con el fin de mantener el equilibrio de esta actividad que representa, junto con los servicios, el mayor aportante al PIB regional. La trasformación de la ciudad se debe llevar a cabo, debe tener garantizado el fortalecimiento del tejido empresarial del centro, porque mientras la informalidad esté por encima del 70 % y el desempleo en el 23 %, peatonalizar el centro es darle espacio a que continúe la informalidad, en detrimento de quienes pagan impuestos   y servicios públicos.  La pregunta es ¿qué modelo de ciudad queremos? Si revisamos estos procesos, en Bogotá, la Séptima, por cuenta de la peatonalización se condenó a ser una vía de segunda categoría, el Paseo Junín, en Medellín, y el paseo del comercio en Bucaramanga, son ejemplos de vías condenadas al caos, al desorden y a la inseguridad, en un perverso incentivo a la informalidad.

Quien no conoce la historia…

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

MANO A MANO CON ROGGER VILLADA. “En Colombia hay mucho talento y pocas oportunidades”

CÚCUTA.- ‘Nadie es profeta en su tierra’, ni tampoco se sabe, muchas veces, del valor …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.