RELATO. Un viaje por la memoria - Contraluz.CO | Contraluz.CO
A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Destacado Barra / RELATO. Un viaje por la memoria
Cúcuta era un hervidero y se convertía para el nuevo siglo en el patio trasero del accionar que cambió la vida de 130.891 personas en 60 años de conflicto. / Foto: Especial para www.contraluzcucuta.co

RELATO. Un viaje por la memoria

CÚCUTA.- En el inicio de una época dantesca para la ciudad y el Área Metropolitana, el ambiente era desconocido para un par de niños de diez años. No era preciso reconocer que la llegada de un nuevo actor armado dependía de un líquido que – en su momento – producía ganancias a cántaros.

Y mucho menos percatarse de que en las grandes haciendas de Córdoba y Antioquia se engendra el monstruo que desangra el país, el mismo al que los mercenarios israelíes otorgaron cerebro. Un actor que asoma sus garras en un nuevo periodo presidencial al que la historia se le repite en círculos.

Todo para ellos, dos muchachitos del colegio San José de Calasanz, al que la amistad de las progenitoras los desplegó en un viaje, que se interrumpió de manera inoportuna. El ciclo de la infancia cambió abruptamente el rumbo sin pronunciar una palabra. Hoy, años después, aparecen las llaves del cofre.

Algo que pudo ser

Para entonces, Cúcuta era un hervidero y se convertía para el nuevo siglo en el patio trasero del accionar que cambió la vida de 130.891 personas en 60 años de conflicto, según cifras del Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica. Todo orquestado desde los gabinetes militares y políticos.

Los vientos de agosto golpean con fuerza las desgastadas fachadas de las casas en la Ciudadela Juan Atalaya. Y en el grado 5-C del colegio, cerca de la casa por la Avenida Kennedy, la vida de uno de los niños – Julián – está por cambiar.

Una tarde calurosa en la tierra del eterno verano termina la jornada escolar, y como era costumbre al descolgar la maleta se dirige a casa del compañero – Miguel -. Para aclarar algunas dudas con las guías maternas y jugar un partido, de cancha a cancha, en el porche de casa esquinera con el balón de espuma.

  • Julián: Dele, dele a una esquina para volar – replica el muchacho en tono fuerte y divertido.
  • Miguel: Se prepara y ¡Gooolll!

Era un partido sin igual, el de la vida. El que termino sin un partido de vuelta. Julián y Miguel se divierten todas las noches  bajo la luna llena y la vigilancia de las madres que, sin mediar palabra, terminan con la despedida de las mujeres.

Julián, el menor de tres hermanos en un hogar convencional, en el que su padre, hombre de pocas palabras, al que se veía en la habitación leer sobre temas desconocidos para los niños, era el alfil más peligroso para quienes dirigen una ciudad convulsionada políticamente.

Y no era para menos, le había declarado a la administración una lucha jurídica por intereses, una vez más económicos. Una amistad y una investigación interrumpidas –hasta hoy- por el maligno proceder del tirano que dirigió el veneno a la casa de duendes y la dejé de muerte lenta.

El momento que decidió su vida

El comenzar la investigación sobre supuesta suplantación de identidad del entonces Alcalde en una feria de contratos adjudicados irregularmente en la Cámara de Representantes marcó el destino del padre de Julián. El hombre, de bigote pronunciado, presintió lo peor si continuaba con el proceso, comentaron allegados a los que les había hecho saber días antes sobre el trabajo que adelantaba.

La feria dejó $ 20.000 millones en desfalco al erario, en contratos con destinos extraños, media docena de parlamentarios investigados y 23 contratistas involucrados, que en su momento desnudó un nuevo capítulo corrupto para la ciudad. Aquellas que llevaron a que el hogar se hundiera en la tristeza. 

Un neurálgico momento político para el padre, era directo actor de Red Ver (Red de Veedurías Nacionales)  y en el objetivo se encuentra desmantelar la trama de malas actuaciones de funcionarios, entre ellos un aspirante a la Alcaldía. Y no era para menos, el Consejo de Estado había escuchado con buen oído las denuncias.

Con el sol implacable como testigo, el padre de Julián y la esposa se dirigieron al centro de la ciudad. En una mano llevaba el  maletín de cuero, negro, y en el bolsillo de la camisa el disquete con información trascendental para llevarla mañana a la capital del país y formalizar la denuncia ante las autoridades judiciales.

La ida que se interrumpió con el detonar de dos contundentes impactos que acabaron con la vida del hombre. En un ajuste de favores que tendrían los paramilitares El Iguano o Salvatore Mancuso con los entonces involucrados en la investigación, versiones a las que la justicia les quedó corta y pudieron burlarla.

Todos ellos animales carroñeros que en defensa de sus millonarios intereses desviaron el destino de la familia de Julián.

  • Miguel: Mamá, sabe que Julián no ha vuelto al colegio y hemos ido a la casa con otros compañeros y no hay nadie.
  • Mamá de Miguel: ¡Quién sabe mijo! De pronto salieron de viaje y vuelven en estos días.

Era esa la pregunta que por años desveló a Miguel. ¿Qué pasó con Julián, su amigo de infancia y la familia, que no había regresado del viaje al que su mamá lo había hecho creer?

Años sin una noticia, siempre con la incógnita de Julián a la que un tío – ligado con la política tradicional local –  lo alimenta con tono desalentador y evasivas cuando se llega al tema. Era un crimen que para muchos había que hacerle el tape-tape para que no siguieran rodando cabezas.

La evolución de la comunicación permitió que  Facebook se convirtiera en el espacio oportuno para la conversación atrasada de muchos años, en la que se adelanta cuaderno sobre la familia y su andar. Respuestas con trasfondo desconocido para Miguel, que le comenta a su madre con felicidad inigualable por haber hablado con Julián.

Las publicaciones en la red social que dejan ver que ha sido un futuro positivo en lo educativo. Adelanta estudios universitarios en geología y la familia se proyecta en una nueva ciudad, alejada de los suburbios que le quitaron al padre.

Algunos años trascurrieron para Miguel y su formación universitaria lo llevaron a resolver el misterio de su vida. María Teresa Ronderos y la investigación sobre el paramilitarismo ‘Guerras Recicladas’, en el capítulo de la incidencia del fenómeno en Norte de Santander, desentrañó el verdadero destino después de aquella fatídica tarde.

Al otro día de aquel suceso, la familia se encontraba en el entierro del padre, en la natal Bucaramanga, despidiendo al hombre que se enfrentó a la política aliada con la delincuencia y que les costó lágrimas de sangre  a los colombianos.

Y, seguramente, enfrentado a un duelo con el Estado, que 14 años después condecoró a la esposa e hijos en un acto público de reconocimiento de responsabilidad. Las insignias fueron recibidas en Cúcuta y las entregó el entonces ministro del interior Guillermo Rivera.  Quince años después, el autor intelectual  espera acogerse a la JEP con el propósito de volver Cúcuta.

Una jugada maestra que aplaza de audiencia en audiencia para darle rienda suelta al proceso y que no pueda aclararse. Es por eso que hoy, 12 de agosto, la familia se viste de luto a esperar que algún día se diga quién decidió que la vida del padre de Julián no siguiera más en el plano político, aunque la verdad sea obvia.

ANDERSON SALINAS

Sobre Rafael Antonio Pabón

Rafael Antonio Pabón
Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

CARTA DE FENALCO. Los megáfonos: aparatos  que  deben  erradicarse  de  la ciudad

CÚCUTA.- Durante mucho tiempo han hecho carrera en esta  ciudad, y sobre todo en la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Sitio Web Optimizado y Diseñado por Red Jack Web Services - Jackson A. Gómez R..