A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Destacado Barra / MANO A MANO CON PEDRO QUISBERT. Entre gimnasta y técnico debe existir lealtad
A los estudiantes les indico que tienen que ser buenos hijos, buenos estudiantes y buenos gimnastas. / Foto: Especial para www.contraluzcucuta.co

MANO A MANO CON PEDRO QUISBERT. Entre gimnasta y técnico debe existir lealtad

CÚCUTA.- Al profesor de educación física Pedro Quisbert, el trabajo, la dedicación y los años en la gimnasia lo han hecho merecedor del apoyo del gobierno en la Región de Arica y Piranicota de donde es oriundo. La lealtad es el componente clave en la relación gimnasta y entrenador.

Se quedara un mes en la capital nortesantandereana con el gimnasta Renato Michea Méndez con el fin de aprender de los consejos de Jairo Ruiz y el equipo de trabajo.

¿Hace cuánto está vinculado con la gimnasia chilena?

  • Empecé a trabajar con la gimnasia en 1987. Un amigo me invitó a  una escuela básica para iniciar una base. Y desde el 2000, estoy en nivel de competencia alto. Primero, formé damas, tuve la selección infantil en Chile. Después, en el 2010, empecé con los varones. Tuve un gimnasta destacado que todavía está en la Selección Chilena.

¿Cómo es la preparación en la universidad para asumir el rol de entrenador?

  • Soy profesor de educación física y magister en educación. Antes de mi afición por algún deporte, fui instructor de folclor. En 1991, decidí darle la vuelta a la página y dedicarme a los deportes. Escogí la gimnasia, porque un amigo me invitó. Desde ahí he tratado de ir paso a paso. En el 2003, recibí mi primera selección de damas para el Sudamericano. En el 2006, hice un curso en Guayaquil (Ecuador) y el último fue en México. Todos gracias a la Federación chilena y desde ahí he tratado de estar a la vanguardia de la gimnasia especialmente la masculina.

¿Cómo era su visión sobre la gimnasia desde su rol como profesor de educación física?

  • Empecé en una escuela básica de niños. Les enseñábamos cómo dar las volteretas en las colchonetas. De a poco investigué, cada vez que viajaba trataba de preguntar de todo para recopilar información. Eso ayudó a clarificar la visión sobre la gimnasia. No puedo decirle cómo es la sensación de hacer un ejercicio en anillas o en barras, pero  sí le puedo explicar desde la parte científica y técnica cómo hacer el ejercicio.

¿Cuál es la dificultad de un profesor de educación física que enseña gimnasia, con respecto al exdeportista?

  • La diferencia es la sensación de cómo un deportista percibe el ejercicio. El entrenador que fue deportista les puede decir a los deportistas cómo poner la mano, si tiene que levantar la cabeza, qué debe hacer para tener más fuerza. Es más al momento de la acción. Nosotros somos más técnicos y no sabemos cómo percibir o qué se siente. Esa es la diferencia, somos teóricos. Ellos son prácticos.

¿Qué hace de la gimnasia un deporte llamativo?

  • Las emociones que se experimentan cuando se está en un elemento. El vértigo, la adrenalina en anillas, piso y barras. Todo eso lo hace llamativo, eso con respecto a los hombres. En las mujeres lo que significa el trabajo de piso, expresión corporal y la coordinación. En fin, todo lo referente a la parte artística de este deporte suele ser llamativo para las damas.

¿Cuál es la mejor manera de formar a un gimnasta desde la edad más pequeña?

  • Una de las fórmulas es manejar la sicología. Hay que convencer al niño que tiene condiciones y después la disciplina de llevar una vida saludable con buenos modales. Tiene que saber que no se puede comer un perro caliente o una bebida en cierto tiempo, tiene que cuidarse, ser persona, educado. Por eso muchos gimnastas llegan, pero pocos son los que salen como deportistas de alto rendimiento. Es un deporte durísimo para llegar a la alta competencia y más para la masculina, porque cuenta con seis aparatos. 

¿Cómo debe hacer un entrenador para que el gimnasta entienda el dolor por la adaptación del cuerpo a la hora de empezar como deportista?

  • Eso hay que ir intuyéndole al gimnasta, no importa si es varón o es hembra. En los varones es más de fuerza. Un gimnasta debe tener, como decimos en Chile, ‘coro de chancho’ (ser más fuerte) para aguantar el trabajo. La mejor manera de motivarlos es mostrarles la parte divertida, como viajar, conocer a muchas personas, etcétera.

¿Qué tan importante resulta para el niño el juego en la formación como gimnasta?

  • Es la parte más divertida y motiva a los niños a mantener el interés por el deporte. A pesar de que hay trabajo duro, entran la convivencia y el trato personal entre sus iguales. Un ejemplo es que Renato jugó con los niños estadounidenses, compartió, intercambio algunas palabras, después el tour por la ciudad. Todo esto hace parte de la formación del deportista.

¿Qué tan importante es la gimnasia para los pueblos chilenos?

  • Es importante a nivel de un círculo pequeño, porque, lamentablemente, no tenemos planes nacionales de desarrollo de la gimnasia. Cada ciudad o región hace la gimnasia desde su punto de vista. Uno tiene que incitar a la autoridad para que el deporte sea importante. Felizmente tenemos a un gimnasta de nivel olímpico, Thomas González, pero a lo mejor después viene otro que puede alcanzar el nivel. Convencimos a la autoridad de que era importante apostarle a Renato como diamante en bruto, para lo que viene en el futuro. Vieron conveniente la situación, giraron el dinero y estaremos por un mes. Esto al fondo le va a dar prestigio, a la ciudad, a la región y al país.

¿Cuál es la manera de convencer  al organismo deportivo en Chile para que gire el dinero para un campamento nacional o fuera del país?

  • Todo por medio de proyectos. Para este campamento en Cúcuta, pedí permiso a la Federación. El ciento por ciento es del gobierno regional, nuestro gobierno de Arica y Paranicota aprobó en el Concejo los $ 21 millones para venir.  Son iniciativas que pasan por nuestros entrenadores y por las autoridades locales. No es un plan nacional. Ellos cubren los pasajes y todo lo referente a este campamento en Colombia.

¿En algún momento les han negado recursos?

  • No. Primero tienes que demostrar que te ven trabajo, tener nivel y rendimiento, para que cuando golpees la puerta, te escuchen y te apoyen. Somos agradecidos con la intendente María Letelier, que cree en nuestro trabajo. Llevo tiempo dando resultados ante el IND (Instituto Nacional de Deporte) y eso ha ayudado. Además, pido lo necesario, no puedo pedir 10 pasajes, cuando realmente van a viajar 3 personas o 3 gimnastas que después van a control a la selección.

¿Hace cuánto Renato Méndez se entrena con usted?

  • Lleva 4 años. Desde pequeño ha mostrado ser un gimnasta con muchas habilidades. Ha tenido logros a nuestro lado. Estuvo en la selección de Chile, viajó al Sudamericano en Mar de Plata (Argentina) y logró tres medallas de bronce.

¿Cómo debe ser la relación entre el gimnasta y el entrenador?

  • Tiene que haber mucha afinidad. Soy un convencido de que el valor básico y primordial de una relación es que entre gimnasta y técnico debe existir lealtad. Si no existe lealtad nunca va a funcionar el trabajo. Es un valor básico para que el deportista surja en lo personal y como gimnasta.

¿Qué tanto influye que el entrenador esté dentro de la vida del deportista? ¿Es bueno, es malo?

  • Cuando uno entra en el ámbito de la alta competencia, el entrenador influye en el 80 % de la vida del gimnasta. Porque eso significa que tiene que decirle que se tiene que privar de mucho. En el caso de los hombres, no le puedes permitir que jueguen a la pelota, porque una lesión tira todo el trabajo. Que no debe consumir grasas ni bebidas azucaradas. A los estudiantes les indico que tienen que ser buenos hijos, buenos estudiantes y buenos gimnastas. Con esa trilogía, uno es ejemplo para sus semejantes.

¿Cómo podemos describir a Pedro Quisbert?

  • Soy fanático a mi trabajo. Trato de que se cumplan las horas de trabajo, los días de entrenamiento, cuando uno proyecta los entrenamientos y sabe que hay un día feriado igual hay que trabajarlo. La puntualidad, que no lleguen tarde a un entrenamiento, que sean responsables, si no vinieron que respondan con la verdad y sin excusas. Y hay que tener una pizca de emoción y pasión.

JORDY ORLANDO CRUZ

Sobre Rafael Antonio Pabón

Rafael Antonio Pabón
Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

COMUNIDAD. Después de 15 años, habitantes de Alfonso López estrenan parque y cancha

CÚCUTA.- El alcalde César Rojas entregó el moderno parque ‘Jorge Eliecer Gaitán’ y la adecuación …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Sitio Web Optimizado y Diseñado por Red Jack Web Services - Jackson A. Gómez R..