A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Destacado Barra / MANO  A MANO CON GUAYCOCHEA. No me arrepiento de haber venido a Cúcuta

MANO  A MANO CON GUAYCOCHEA. No me arrepiento de haber venido a Cúcuta

CÚCUTA.- El argentino Luciano Guaycochea, nacido futbolísticamente con los colores de Boca Juniors, no se arrepiente de haber venido al Cúcuta Deportivo, después del paso por Turquía y Argentina. Se ha adaptado al club y a la ciudad, tanto que se convirtió en un hincha más. Sabía del compromiso que existía por el ascenso debido al amor de la gente por el equipo. Reconoce la unión del grupo dirigido por Lucas Pusineri.

¿Cómo Empieza su gusto por el fútbol?

  • El gusto por jugar al fútbol empieza cuando era chico, por medio de mis tíos que habían jugado. Ellos me llevaban a jugar en la ciudad donde nací (La Pampa) y desde los 4 años empecé con la pelota.

¿Cómo llega a las inferiores de Boca?

  • En realidad nunca me probé en Boca como lo hacen los demás chicos. Fui de vacaciones a visitar a unos primos en Buenos Aires, y ellos jugaban en una escuela de fútbol 5, que tenía convenio con Boca. Me invitaron a jugar y me vieron unos coordinadores de Boca Juniors y como jugué bien ese partido, me invitaron a jugar un torneo. Al segundo partido me dijeron que querían ficharme para el club Xeneise. Con la edad de los 11 años  mis padres no me dejaron. A los 13 años, me llevaron de vuelta y me hicieron firmar los papeles para vincularme con Boca.

¿Qué recuerda de la convivencia en las inferiores del club Xeneise?

  • A los 13 años, me fui a vivir a la pensión de Boca. Un lugar donde había muchas comodidades, había jugadores de primera división, Ever Banega, Gaitán, entre otros. Fue una experiencia muy buena, de casi 7 años, la pase muy bien y aprendí mucho.

¿Qué recuerda de su primer partido como profesional?

  • Fue en Turquía. A pesar de que hice todo el proceso de inferiores en Boca nunca debuté en el futbol profesional de mi país. Recuerdo que fue por un partido de la Copa Turca. Ganamos 3 a 0 y jugué de volante 5. Era en condición de local y fue un partido lindo. Siempre recuerdo con mucho cariño ese día.

¿Qué lo motivó a jugar en Turquía?

  • Sinceramente, antes de ir a Turquía no conocía nada. Tenía a mi amigo Franco Cangele que había jugado 7 años en Turquía, tuvo su pasado en Boca y le fue muy bien. Me recomendó ir, era un fútbol que había crecido, tenía figuras relevantes y hoy es una liga competitiva. Cuando estaba allá me motivaban muchas cosas, sobre todo, la gente que es apasionada al fútbol. Se puede decir que más o igual de apasionante que en Argentina.

¿Qué tanto maduró futbolísticamente con el paso por Turquía?

  • Básicamente, en Turquía me hice profesional. Tuve la oportunidad de compartir con jugadores que habían jugado 7 o 8 años en la Premier League y la Bundesliga; otros habían jugado en el club más grande de Turquía (Galatasaray). Compartí con personas que habían estado en un Mundial. En el vestuario era uno de los más chicos y había mucho por aprender. Futbolísticamente, aprendí a jugar sin balón, cómo correr en la cancha y escuchaba  a los más grandes. Me dirigió un técnico reconocido allá.

 ¿Qué lo motivó a jugar en  General Belgrano?

  • Llego a Belgrano después de haber estado en Turquía. En ese equipo turco llegó entrenador nuevo, un equipo nuevo y no estaba en planes para seguir. Tomo la decisión, después de 4 meses, de ir a un club de tercera división en mi ciudad (General Belgrano). Ese paso lo recuerdo con mucho cariño, porque estaba cerca de mi familia y de mis amigos.

¿Qué tiene la Liga Argentina que la hace tan competitiva?

  • Tiene agresividad, ritmo, si vemos la Copa Argentina cualquier equipo le gana a cualquiera, porque cuando se corre y se mete ‘garra’ se equilibran los equipos. Lo que más rescato, además del nivel de los jugadores, es la agresividad y el ritmo.

¿Qué tiene el jugador argentino que lo hace tan diferente a los demás?

  • Desde chico ama al fútbol. Es profesional, serio en lo que hace. Por genética disfruta de ese deporte, es competitivo y apasionado, por eso generalmente le va bien a los lugares adonde va.

¿Qué tiene el hincha de Boca que lo hace diferente al de River?

  • El hincha de Boca, históricamente, fue más apasionado que el de River. El fanático de River fue más de juego vistoso, eran más tranquilos y esperan que el equipo tuviera un juego interesante. Mientras que al de Boca le apasionan la garra, el esfuerzo, vive más el partido eufóricamente. Por eso se dice que el hincha xeneise es más aguerrido.

¿Cómo vivió el día del gas pimienta?

  • Estaba viendo el partido. Me acuerdo cuando el hincha arroja el gas y por uno pagaron todos. Por eso digo que el hincha de Boca es más aguerrido, más eufórico. Sin embargo, fue una vergüenza ese suceso, porque sufrió el hincha, sufrió el club Boca Juniors y fue una lástima que eso pasara. Espero a que jamás se vuelva a repetir.

¿Qué aspectos negativas tienen el jugador y la liga argentinos?

  • La Liga está en un cambio después del monopolio de muchísimos años por el presidente que tuvo. Después de todo eso, asumió gente nueva, hubo desorden, sumado a la crisis que se vivió en el país. Es una Liga que hoy supera una crisis, pero no ha cambiado mucho. Hay buenos equipos, incluso los dos finalistas de la Copa Libertadores son argentinos y siempre exporta jugadores. El jugador argentino no sé si tiene algo negativo, es difícil descifrarlo debido a que todos son distintos. Pero un rasgo negativo puede ser que se ve con un ego alto, pero eso no pasa en todos.

¿Cómo y quién lo trajo al  Cúcuta Deportivo?

  • Al Cúcuta llegué en el 2017, por medio de un empresario que me trajo. Llegué en agosto, había empezado el campeonato. Iban seis fechas y el que dio el aval para que estuviera en el equipo fue el presidente José Augusto Cadena.

¿Qué Recuerda de esos primeros entrenamientos con el equipo?

  • Momentáneamente, jugaba en Zipaquirá y al principio por la altura se me hizo difícil la adaptación. Después el equipo regresó a Cúcuta y se me torna más fácil adaptarme al calor de la ciudad.  

¿Qué lo motivó para decirle sí al club rojinegro?

  • Generalmente, cuando un jugador va a un club trata de tomar referencias. El recuerdo más cercano del Cúcuta Deportivo fue el partido contra Boca, en la Semifinal de Copa Libertadores en el 2007. En ese momento jugaba en inferiores, así que uno siempre tiene ese recuerdo presente. También me gustó la hinchada. Sabía que era un equipo que metía mucha gente al estadio, sabía que era un equipo grande que futbolísticamente luchaba por ascender. Además, Cristián Álvarez jugaba en ese momento así que me dio buenas referencias. Preferí venir a Cúcuta sobre otras opciones, pero hoy no me arrepiento de nada, al contrario, la verdad que valió la pena venir a Cúcuta.

¿Cuándo el Cúcuta retorna a la ciudad que recuerda de ese primer partido contra Bogotá, como lo vivió?

  • Cuando regresamos a Cúcuta, recuerdo que bajamos del avión y venía mucha gente esperándonos para acompañarnos al estadio. Apenas tenía 10 o 12 días en el club. El fin de semana, contra Bogotá, fui al banco. Viví ese partido desde adentro. Ver el estadio lleno, era una locura, ahí realmente me doy cuenta de lo grande que era Cúcuta, lo que era el equipo, gracias a Dios fue una linda tarde, porque se ganó y se queda como un recuerdo agradable.

¿Sé le hizo difícil ganarse el cariño de la hinchada cucuteña?

  • No sé si difícil, puede ser. Pasaba que cuando llegué al Cúcuta no hice pretemporada, estaba parado dos meses, porque en el anterior club me había ido por mi cuenta. Cuando llego, iban cinco fechas del torneo, acomodarse en una ciudad y después ir a otra por todo lo que pasó con Cúcuta, adaptarme al clima, a los compañeros, todo eso fue rápido y el jugador necesita esa adaptación. Este año en la pretemporada arranqué con una lesión, eso me hizo empezar desde atrás, pero realmente donde me sentí cómodo fue en este semestre, jugué muchos partidos, pude hacer goles que hoy en día son importantes y quizás esos goles me acercaron más a la gente. Pero siempre soy consciente y estoy tranquilo que lo he dado todo por el club.

¿Qué recuerda de ese partido contra Leones en dónde se pierde la clasificación?

  • Recuerdo que esa semifinal contra Leones arrancamos bien. Jugaba ese partido de titular, empezamos con el marcador a favor, nos empatan, después nos ponemos 2 a 1. Ese día nos expulsaron un jugador y se nos hizo todo difícil y había que ganar de local. Lastimosamente, se nos escapa la victoria. En Medellín se nos fue la serie, fue un día triste para nosotros porque queríamos ascender. Pero, bueno eso ya quedó en el pasado, se logró el objetivo, me mantuve, pude estar con el club, ayudarlo a ascender y hay que disfrutar el presente que es lindo.

¿Cómo fue ése primer acercamiento con Lucas Pusineri?

  • Al profe Lucas Pusineri lo conocía, tenía recuerdos de él, es una persona que pasó por grandes equipos. Lo conocía, él no me conocía. Obviamente, siempre ha existido una relación de respeto, soy serio en lo que hago, quizás a veces soy callado, no paso la línea de entrenador a jugador. Hoy, con Lucas tengo una relación buena, aceptable y los jugadores como yo le hemos demostrado al profe que queríamos ascender este año. Gracias a Dios terminaron todo de la mejor manera.

¿Qué tiene este grupo que lo hace tan exitoso con respecto al del año anterior?

  • No sé si tiene algo diferente, de pronto puede ser el grupo que se conformó. La verdad es que todos nos la llevamos bien. Todos aportan. Este año la clave fue eso, al que le tocaba jugar, jugaba de la mejor manera, todos han rendido y así se hizo más fácil. La unión del grupo fue fundamental este año.

¿Cómo vivió el partido del ascenso contra Llaneros y después la celebración en la intimidad con el grupo?

  • Cuando me lesioné en el primer partido del cuadrangular contra Llaneros y quedé en recuperación, tenía la conciencia tranquila de que había aportado mucho para el grupo y para el club. Desde afuera se vive difícil, porque no puedes estar adentro, pero realmente los compañeros lo hicieron muy bien. El partido contra Llaneros, el primer tiempo lo viví nervioso; después, seguía atento al resultado de Real Cartagena y con los goles sabía que estábamos ascendidos. Fue una celebración de desahogo, porque teníamos un compromiso con la gente, con la ciudad y lo pudimos sacar adelante. Lo viví de una manera linda.

¿Qué tanto cariño le ha agarrado al Cúcuta?

  • En Cúcuta hace año y medio que estoy. Uno se vuelve automáticamente hincha del club donde uno está, la familia, los amigos lo mismo. Sumado a eso estoy adaptado a la ciudad, contento y eso es algo fundamental para el jugador. Pero les he tomado cariño a los colores, al club, soy un hincha más, así que siempre voy a querer que al Cúcuta le vaya bien.

¿Cómo es la manera de cobrar un buen tiro libre?

  • A mi parecer, es estar tranquilo y concentrado. Después de eso buscar un palo de referencia, puede ser el palo del arquero o el palo contrario, direccionar la pelota y tomar una buena carrera, distancia correcta y depende si estás lejos o cerca se define la técnica del golpeo. Uno siempre trata de darle fuerza para que el arquero no tenga posibilidades de llegar.

¿Tiene alguna cábala o amuleto?

  • Generalmente, los argentinos son cabuleros, pero creo que no tengo una cábala definida más que la concentración. A veces siempre antes de los partidos es hablar con mi familia, con mi novia o con los amigos, pero cábala no tengo o hay personas que si la tienen inconscientemente, porque es un hábito.

¿Qué es lo que más extraña de su país?

  • Mis raíces, estar en la ciudad donde nací, en mi casa, en mi barrio, extraño comer el típico asado de Argentina. Por eso dicen que un jugador de futbol extranjero se le hace difícil adaptarse a un país que no es el suyo. Cuando se adapta es importante el día a día, el disfrutar. Estoy adaptado a pesar de extrañar a mi país.

¿Cómo podemos describir a Luciano Guaycochea?

  • Es difícil hablar de uno y definirse tanto como jugador y como persona. Pero uno trata de ser buena persona, ser justo en lo que hace, ser profesional, entrenarse día a día y después dejar todo en la cancha. Obvio que uno tiene características de juego por la posición que ocupa de remate, de movilidad, de pase, entonces todas esas características define lo que soy.

JORDY ORLANDO CRUZ

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN. Seis universidades regionales compartirán conocimientos

CÚCUTA.- Grupos y Semilleros de Investigación de las Universidades que hacen parte del Sistema de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *