A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Aula Universitaria / INFORME ESPECIAL. “Si las busetas están viejas, pues que las piquen”
El parque automotor de las 12 empresas de servicio público ronda por los 1400 vehículos. / Foto tomada de internet.

INFORME ESPECIAL. “Si las busetas están viejas, pues que las piquen”

CÚCUTA.- Aunque la Resolución 1606 de 2015 reglamenta el “derecho colectivo a gozar de un ambiente sano”, Cúcuta afronta un constante deterioro de la malla vial y el aumento exponencial en los niveles de contaminación, ocasionados mayormente por el número de vehículos que se mantienen en circulación aunque la vida útil expiró.

La Ley 105 de 1993 – artículo 6 – limita la vida útil de los buses a 20 años. El Decreto 2556, de noviembre de 2001, daba plazo máximo de 4 años para que se efectuara la chatarrización de los automotores que hubieran cumplido ese tiempo. La norma no ha sido acatada en su totalidad.

La chatarrización está a cargo de empresas privadas autorizadas por el Ministerio de Transporte y Medio Ambiente. El artículo 333 de la Ley 105 de 1993, concibe las actividades económicas e iniciativas privadas como libres. Diaco S.A, Sidenal S.A., Desintegradora T.L. y Sidoc son cuatro de las nueve encargadas de chatarrizar en el territorio nacional.

Desde noviembre de 2016, funciona en El Escobal una de las nueve compañías avaladas por la ley colombiana, encargadas de llevar a cabo procesos de chatarrización y desintegración de automotores. Los avales los expidieron el Ministerio de Transporte y Corponor a la empresa Desintegradora T.L.

El parque automotor de las 12 empresas de servicio público ronda los 1400 vehículos. Según el secretario de Tránsito de Cúcuta, José Luis Duarte, 617 deberían estar chatarrizados este año. Las acciones por parte de la Dirección de Tránsito y Transporte siguen ejecutándose para hacer valer la ley.

“El proceso en vehículos de transporte público del Área Metropolitana de Cúcuta tiene que hacer un trámite especial”, dijo José Gregorio Botello Ortega, subdirector de Transporte y Valorización. Inicialmente, el automotor es revisado por la Dijin, luego se entregan los documentos a la empresa encargada.0

La desintegración del vehículo significará la cancelación de la matrícula con fines de obtener reconocimiento económico. El propietario del vehículo recibe la remuneración con el compromiso de usarla para fines dictados por la ley. El dinero equivalente a la cuenta del vehículo solo podrá ser utilizado para la reposición.

Diariamente, se pagan a la empresa $ 5000 destinados al fondo de ahorro para la restitución del automotor. La decisión sobre el uso del dinero está a disposición del dueño al cumplirse el proceso de chatarrización. El parque automotor se repone al vender el cupo liberado o al comprar un nuevo vehículo.

Según un propietario, al cumplir el uso de la buseta en TransPetrolea debe pasar por el proceso de chatarrización, que cuesta entre $ 700.000 y $ 1,0 millón, de acuerdo con el tamaño. Para cumplir con el acto están obligados a mantenerse al día con el pago del impuesto para proceder a cancelar la matrícula.

En Cúcuta los usuarios del transporte público deben enfrentarse al mal estado de las busetas. Keyla Duarte, estudiante de maquillaje artístico y profesional, manifestó que “en la ciudad falta mejorar el sistema, porque las busetas están dañadas, sucias y los cojines rotos”.

Los espaldares están rayados, los conductores no se preocupan por mantener limpio el vehículo y los pasajeros tiran la mugre dentro del vehículo. “Pienso que la culpa de esto es de todos por no usar bien este servicio, y de los administrativos por no tener un buen control”, manifestó Daniela Carvajal, estudiante de comercio internacional.

Contrario a lo que podría pensarse, no todos los conductores de busetas están en contra de la chatarrización. “Si las busetas están viejas, pues que las piquen”, opinó uno y aseguró que el ahorro de dinero no justifica el daño ambiental. El miedo que tienen de perder el trabajo es más grande que las buenas intenciones que los mueven.

Quizá por desinformación, negligencia o simple desinterés, propietarios de vehículos y empresas mantienen en las vías buses obsoletos. Las remodelaciones en las vías no tienen efecto positivo debido a los daños ocasionados por los carros. Las campañas de concienciación se hacen urgentes en la ciudad para mejorar las condiciones ambientales y de prestación de servicio.

NORBEY YÁÑEZ – LILIANA MENDOZA 

ANDREA OSORIO – ROGERTH DÍAZ

Comunicadores en formación

Universidad de Pamplona

Campus de Villa del Rosario

Sobre Rafael Antonio Pabón

Rafael Antonio Pabón
Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

CRISIS EN VENEZUELA. Los venezolanos votaron con poca ilusión de cambio

SUCRE, Venezuela — Ella había escuchado los llamados para boicotear la elección y le preocupaba …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Sitio Web Optimizado y Diseñado por Red Jack Web Services - Jackson A. Gómez R..