A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Conversaciones A Contraluz / ENTREVISTA. Marta María Reyes: ‘El periodismo no me ha perdido’
Muchos, prefieren decirle Martica a esta mujer delicada y educada, porque la conocieron en el trajín periodístico. Y no ‘doctora’, como impone el protocolo oficial.
Muchos, prefieren decirle Martica a esta mujer delicada y educada, porque la conocieron en el trajín periodístico. Y no ‘doctora’, como impone el protocolo oficial.

ENTREVISTA. Marta María Reyes: ‘El periodismo no me ha perdido’

¿La política permitirá que algún día el periodismo recupere a Marta María Reyes?

  • El periodismo no me ha perdido. ¿Cuándo volveré a hacer radio o cuándo volveré a escribir? No sé. No sé hasta cuándo estaré de este lado. Pero, seguro, no me han perdido. Eso se lleva en la sangre y no se pierde.

La Secretaria General de la Alcaldía de Cúcuta es comunicadora social egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (Unab). Es una mujer tranquila, serena, de hablar pausado y actuar seguro. Un día dejó los medios de comunicación para vincularse a la administración pública y se amañó en ese terreno de decretos, consejos de gobierno, reuniones con dirigentes comunales, despachos oficiales y trato con funcionarios.

Pasó por RCN, estuvo en la sección económica del matutino local La Opinión, prestó servicios en la Cámara de Comercio y alcanzó a ser docente de la Universidad de Pamplona. Esto, antes de aceptar la jefatura  de prensa y comunicaciones de la Alcaldía (2005-2007), de donde pasó a la Secretaría de Hacienda como asesora de comunicaciones y de ahí a la dirección general de Indenorte. El 4 de enero de 2016, tomó posesión como secretaria general de César Rojas.

Los redactores  del periódico se acostumbran a la investigación, a escribir noticias, a discutir sobre cómo escribir, qué vocablos utilizar, a reconocer cuando las palabras están mal empleadas, a entregar el material en una carrera contrarreloj y a las ediciones nocturnas. Esa experiencia la vivió Marta María por varios años en la ciudad.

Cada paso que dio, hoy reconoce que la ayudó para afrontar la administración pública sin quejarse. Si trabaja sábado, domingo, festivos, de noche o de día, sin el menor reparo, es porque lo aprendió del periodismo. Cuando vestía el chaleco distintivo del rotativo cucuteño no le importaba si no tenía tiempo para almorzar en la placidez del hogar y con gusto cambiaba los tacones por las botas pantaneras. Esas vivencias enriquecedoras la forjaron como trabajadora y por eso ahora, en el terreno oficial, no tiene pereza, ni miedo, para afrontar retos, sino ganas de trabajar. Está segura de que por eso le ha ido bien en los cargos desempeñados.

En el periodismo se trasnocha y en la administración pública se madruga ¿qué prefiere?

  • Pareciera que como periodistas de La Opinión no madrugáramos, pero madrugábamos a ver qué pasaba. En la parte administrativa se madruga mucho, pero se conjuga bien. La función del administrador es estar bien informado.

El ejercicio que deja el quehacer diario del periodismo forma una costra para afrontar los problemas, para mirar más allá de lo que ocurre, para entrar en el contexto. Esa concha protectora la ha ayudado en la parte oficial, porque todos los días salen responsabilidades nuevas. El periodismo es eso, estar al día en las notas nuevas.

Marta María vive agradecida con el periodismo. Lo que es como persona, como profesional, se lo debe a esas noches de insomnio, a esos días de investigación, a esas horas de conocimiento, de trabajo arduo, de entrega y de compromiso.

En la Secretaría General, a diario, reconoce que lleva la profesión en la sangre, y lo que hace en el despacho lo hace pensando en que es periodista. Lo refleja en cada frase que escribe y en cada instrucción que da a los compañeros de edificio. El periodismo y la comunicación están ahí, y no los puede desligar.

En las mañanas lee el periódico, mira la tableta, enciende el televisor y escucha noticias. En el curso del día interactúa con las comunidades, participa en actividades oficiales, dialoga con los funcionarios. En cada acción está lo que le dejó el haber estudiado comunicación social.

¿Cómo hace para diferenciar entre la parte administrativa y el periodismo y que no se confundan en el trabajo?

  • Es difícil. Los periodistas siempre estamos de manera objetiva diciendo la verdad, diciendo lo que es, lo que es bueno y lo que sería bueno para la ciudad. Creo que eso, a pesar de que pareciera una diferencia, para mí ha sido como un logro, porque ese reconocimiento y esa mirada desde la barrera que tenemos los periodistas, me ha ayudado a ejercer mi carrera.

No piensa como la administradora, ni como la servidora pública, sino como la periodista que está contándole a la gente, informándole, y sus acciones son para eso, para orientar, para decir que la Alcaldía hace algo por Cúcuta. En todos los sentidos de la vida personal el periodismo la ayudado a tener esa visión clara de los hechos, a posar los pies en la tierra, porque está convencida de que esto es pasajero.

La misión que emprendió un día y que la ha llevado lejos no le permite pensar que pasará de largo, sino que dejará huella. Y todos los días se levanta con la intención de hacer cada vez mejor lo propuesto. Por eso piensa que esto de la administración pública no es para llegar y quedarse un ratico. Eso lo aprendió del periodismo, y para eso es que le ha servido haber estudiado periodismo.

¿Cómo se siente en la Secretaría General?

  • El quehacer diario de la administración pública es un quehacer lleno de dificultades, de caminos difíciles, porque entre la norma y el ser buen ciudadano hay muchos obstáculos que se tratan de saltar de la mejor manera.

 

 

 

 

Para no perder la costumbre periodística, Marta María reúne a los comunicadores de la Oficina de Prensa y coordina el consejo de redacción. Esto no le incumbe, pero el alcalde Rojas Ayala le pide el favor, porque confía en su criterio. Trata de enseñarles a los jóvenes lo aprendido mientras recorría las calles grabadora en mano para recoger las impresiones de las fuentes.

Y en el análisis sincero encuentra diferencias en los métodos. La tienen asombraba  las estructuras y no entiende el cambio generacional. La experiencia la lleva a reconocer que los comunicadores de ahora son completamente diferentes a los de su grupo. El avance de la tecnología, el ritmo de la vida, la manera de pensar, las nuevas libertades, todo un mundo distinto. Aunque no se amilana por la aparición de los milenium.

¿Volverá al periodismo?

  • El periodismo me sigue teniendo ahí, en su línea.

Bajó la mirada. La voz se hizo imperceptible. Alcanzó a oírsele decir “me hizo llorar al hablar de periodismo”. Muchos, prefieren decirle Martica a esta mujer delicada y educada, porque la conocieron en el trajín periodístico. Y no ‘doctora’, como impone el protocolo oficial.

RAFAEL ANTONIO PABÓN

rafaelpabon58@hotmail.com

Foto: ARCHIVO

 

 

 

Sobre Rafael Antonio Pabón

Rafael Antonio Pabón
Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

Por muchos años, el estallido de estas minas cubrió de luto  a las familias campesinas.

OPINIÓN. Atrás quedan los estigmas de la guerra

Es inexorable. A medida que avanzamos en la construcción de la paz y en la …

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *


*

Sitio Web Optimizado y Diseñado por Red Jack Web Services - Jackson A. Gómez R..