A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / crónicas / Alcalde de Cúcuta desalojó ventas de perecederos

Alcalde de Cúcuta desalojó ventas de perecederos

CÚCUTA.- Jaime, Pedro, Luis Alfredo, Johanna, Álvaro y Donamaris madrugaron, este lunes, con diferentes propósitos. Jaime, sacar la venta de pescado a la calle; Pedro, a instalar las vallas para que los vendedores ambulantes no ocupen las vías; Luis Alfredo Rodríguez a ponerle orden al sector; Johanna a apoyar el operativo; Álvaro a cuidar que las órdenes se cumplan, y Donamaris a dar instrucciones.

Los seis fueron protagonistas del desalojo de los expendedores de productos perecederos que a diario se ubican en la calle 5 entre avenidas 6 y 7, y en la avenida 7 entre calles 5 y 9.

La medida, anunciada por el alcalde Ramírez a comienzo del mandato, no tomó por sorpresa a los ambulantes. Llegaron a los puestos sin mercancía y sin las carretas. Eso sí, se llenaron de razones para solicitar que los dejen trabajar.

La intención es ubicarlos en la Nueva Sexta, en inmediaciones de La Central de Abastos (Cenabastos). Lugar al que se niegan a ir, porque estiman que perderán clientes, ventas, inversión y hasta el ‘plante’. Alegan que el sitio queda lejos, que no hay trasporte, que el terreno no es del municipio y que algún día los desalojarán de allá.

Jaime Botello vende pescado hace tiempo en las vías cucuteñas. Heredó el oficio de sus padres y con las ganancias diarias levanta la familia en el barrio Belén. “Si vamos a Cenabastos, es con el compromiso de compraventa” de los locales.

Los 150 vendedores informales de papa, yuca, hortalizas, frutas, legumbres, pollo y pescado abrieron la semana sin obtener ingresos por estar en esta lucha.  “Peleo por el bienestar de todos”. En ese mundo hay hombres y mujeres de diversas edades, y una sola necesidad.

En grupo llegaron al parque Santander en procura del diálogo con el jefe del gobierno cucuteño. Vociferaron varias horas, discutieron entre ellos, hicieron propuestas, expresaron inconformismo, aguantaron sol y se fueron en busca de soluciones.

El Alcalde, al que los vendedores acusan de desconocerlos después de haberlo apoyado para llegar al cargo, ofreció dos alternativas. La primera, acomodarse en el lote y sin pagar. Ese espacio, dijo Botello, es propiedad privada y el dueño lo reclamará en cualquier momento.

La segunda, obtener un local de los 550 disponibles en el galpón. Los que se decidan por esta opción deben pagar $2500 diarios ($75.000 al mes). El arriendo de una carreta para permanecer en la calle cuesta $5000 al día ($150.000 mensuales).

        

Otro planteamiento oficial es que busquen un crédito en el Banco Agrario. La entidad podría prestarles entre $500.000 y $3,0 millones, sin fiador, para el plante.  Además, si abren una cuenta en el Fondo Nacional del Ahorro, por $60.000 mensuales, podrán obtener  hasta $16 millones y al subsidio por una cantidad similar.

Carlos Arturo Cornejo, presidente de la Asociación de los Trabajadores de la Nueva Sexta, dijo que en las elecciones del 30 de octubre le pusieron 10.000 votos a Donamaris Ramírez. “Estamos en la periferia de la ciudad. El trasporte no fluye por la Nueva Sexta”. En este momento se siente abandonado desde el 2007 cuando “Ramiro Suárez nos dejó botados allá”.

A pesar del paso de cuatro años, Cornejo alegó que no le conoce la cara al gerente de Cenabastos, David Bonells Rovira. “Olímpicamente nos quitó el parqueadero y ubicó 548 puestos a los que les cobra $2000 diarios ($1’096.000)”.

Más del 70 por ciento de vendedores callejeros de productos perecederos tiene puestos en la Nueva Sexta y en Cenabastos. “Han hecho negocio con los puestos. Los han vendido o llegan en la mañana, compran la mercancía y se van para el centro de la ciudad”, dijo Cornejo

El operativo comenzó a las 4:00 de la mañana. El alcalde Donamaris Ramírez estuvo acompañado por el comandante de la Policía Metropolitana, coronel Álvaro Pico Malaver; los secretarios de Gobierno, coronel (r) Luis Alfredo Rodríguez, y de Seguridad Ciudadana, Johanna Gélvez; seis inspectores y centenares de agentes entre los que estaba Pedro.

Ahora, los conductores de servicio público (taxis y busetas) y particulares disfrutan la amplitud de las vías, manejan a sus anchas y forman menos atascos que los acostumbrados en ese sector de la capital de Norte de Santander.

Las carretas que vuelva a aparecer en esas vías serán decomisadas y destruidas, los productos regalados y los propietarios serán sancionados por desacato a las disposiciones municipales. Esa es la orden.

RAFAEL ANTONIO PABÓN

rafaelpabon58@hotmail.com

Fotos: OMAR ELÍAS LAGUADO

 

 

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

VEEDURÍA CIUDADANA. Nuevo puente en El Zulia acusa retraso del 20 % en la ejecución

CÚCUTA.- Veinte por ciento de atraso registran las obras del nuevo puente sobre el río …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.