A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Destacado Barra / MANO A MANO CON… Adrián González: Encontré mi felicidad por medio de una pelota
Soy tranquilo, me gusta hacer lo que hago, amo jugar al fútbol, me encanta esta profesión, la adrenalina que genera, trato de ser pensante y de ser útil para solucionar los problemas. / Foto: Especial para www.contraluzcucuta.co

MANO A MANO CON… Adrián González: Encontré mi felicidad por medio de una pelota

CÚCUTA.- Adrián González, por medio de la carrera futbolística, ha adquirido experiencia en los clubes donde jugó para luego aportar al esquema de Sebastián Méndez dentro y fuera de la cancha. Este argentino, que como jugador fue conocido como ‘El Beckman argentino’, no se arrepiente de haber venido al Cúcuta Deportivo y espera dar lo mejor para lograr los objetivos.

¿Cómo fue la infancia de Adrián González?

  • Feliz. Eran otros tiempos, nací en 1976, en la época difícil de dictadura militar. Tuve una niñez feliz por el hecho de estar cerca a lo que llamábamos potreros, que son campos  de fútbol en tierra o  pasto al lado de las vías del tren o en cualquier espacio. Por suerte nací en ese lugar y ahí encontré la felicidad por medio de una pelota, con el respaldo de mi viejo y mi mamá. Tengo dos hermanas mayores y también he recibido su apoyo. Así que pasé una infancia feliz por el hecho de jugar, de tener esa libertad de  estar en la calle con la pelota, a pesar de que en esa época había mucha violencia.

¿Cómo inicia su historia con el fútbol?

  • Creo que desde chico, uno lo trae innato. Mi abuelo fue presidente del Club Victoriano Arenas, equipo del ascenso argentino,  crecí a la vuelta de la sede. Mi tío, por parte de padre, fue jugador profesional, o sea que uno a eso lo ama, lo siente cercano. Me llevaron a la cancha desde chico, al estadio de Racing, por mi viejo y mi tío, y a la cancha de Independiente, porque nací en Avellaneda. Son los equipos más cercanos que tengo. A los 4 años, empecé a vivir el fútbol gracias al club Victoriano Arenas.

¿Cuál fue el primer club en darle la oportunidad de debutar?

  • Debuté a los 17 años, en el club El Porvenir, del ascenso argentino.

¿Qué recuerdos tiene de esos primeros pasos como jugador profesional?

  • Siempre cuestan, son pasos difíciles, fueron de golpe, aunque uno a veces siempre lo espera. Cuando juegas de chico no ves tan cerca la oportunidad de debutar, tenía 17 años, venia de jugar en la reserva de El Porvenir. Lo intuía, debido a que venía en entrenamientos con el plantel profesional que en algún momento me iba a llegar el día del debut. Gracias a Dios se dio. A partir de ahí comienzas a ser profesional, sin tener contrato o sueldo, actúas como jugador profesional, te desenvuelves en un vestuario que vive del fútbol, no estás con más jóvenes de tu edad. Te das cuenta de que llegaste a un lugar donde es difícil llegar, pero lo más difícil es mantenerse.

¿Qué recuerda de ese primer partido como profesional? 

  • Fue en octubre, frente a Argentinos de Quilmes, en la tercera división (Primera B). Debuté en una cancha histórica, porque Argentino de Quilmes es el club criollo de la Argentina, lo malo fue que ese día perdimos (3-1). Tuve un buen partido y eso me sirvió para darme la confianza de jugar y de soltarme.

¿Cómo llegó a San Lorenzo?

  • En El Porvenir estuve 4 años, en el último fuimos campeones en el ascenso de 1997. No era un torneo que se televisaba, el día de la final lo trasmitieron, tuve un partido destacado, fui la figura y me escogieron como uno de los tres jugadores revelación de aquel torneo. Eso dio la oportunidad para que Huracán y San Lorenzo trataran de ficharme. El técnico de Huracán había hablado conmigo y estaba todo listo para irme al ‘Globo’. En una negociación rápida, terminé por ir a San Lorenzo, en 1998, y ahí empieza mi historia con el club azulgrana.

¿Se le hizo difícil la adaptación al ‘Ciclón’?

  • No sé si fue difícil. Recuerdo que tuve un proceso de adaptación que lo jugué en reserva y en ese momento la reserva jugaba antes del partido de primera división. Era una competencia hermosa, jugabas en las canchas principales y eso te daba una cierta experiencia para el día que te tocara jugar en primera. Eso me sirvió mucho, porque en octubre debuté con el equipo profesional.

¿Qué recuerda de ese primer partido con la camiseta de San Lorenzo?

  • Es un recuerdo muy lindo. El técnico era Alfio ‘El Coco’ Basile. San Lorenzo en ese momento jugaba la Súper Copa y el equipo principal tenía que viajar a Belo Horizonte para disputar un partido contra Cruzeiro. Ese día los 11 éramos puros juveniles. Es un recuerdo hermoso, a pesar de haber perdido (3-2) contra Gimnasia y Esgrima de la Plata.

¿Su primer clásico con San Lorenzo?

  • Fue ese mismo año, en cancha de Vélez, entré en el segundo tiempo por el ‘Chacho’ Coudet, en los últimos 15 minutos. Ganamos (2-1) y con equipo de estrellas, Coudet, Gorosito, Beto Acosta, Iván Ramiro Córdoba, entre otros, y con la presencia de ambas hinchadas. 

¿Fue difícil ganarse el corazón de los azulgranas?

  • Sí, pero el tiempo ayudó mucho. Tuve dos etapas en San Lorenzo. La primera, fue duro el proceso de adaptación. Al año siguiente fue un gran año futbolístico, me citaron a la Selección Sub 23 de Argentina, después de una lesión quedé marginado, me operaron, tuve momentos intermitentes y en el 2001 me fui a préstamo. La segunda, inició en el 2004, estaba más aplomado, con más experiencia y la gente me recuerda.

¿Qué recuerda de su pasó por Unión de Santa Fe?

  • Después de esos tres años en San Lorenzo, en el 2001 salimos campeones, al equipo lo manejaba Manuel Pellegrini. Me dijo que optara por una opción a préstamo, porque no me iba a tener en cuenta. Llegué a Unión, en el primer año mantenemos la categoría después de jugar la promoción  y ganarla. Al segundo, veníamos de malos promedios y perdimos la categoría. Lo bueno fue que estuve dos años, agarré experiencia y pude jugar todos los partidos.

¿Cómo era Oscar Ruggeri como entrenador en San Lorenzo?

  • Igual que en su etapa como jugador. ‘El Cabezón’ era un tipo exigente, de experiencia, dominio en los planteles, con liderazgo. Tuvimos un excelente 1999 y por poco no salimos campeones. En el 2000, preparó  el equipo que después saldría campeón de la mano de Pellegrini. En general, la etapa mía con Ruggeri, en San Lorenzo, fue muy buena.

¿Por qué y cómo llegó a Banfield?

  • Porque se me terminaron los dos años de préstamo en Unión. En San Lorenzo, a pesar de seguir vinculado, el técnico no me iba a tener en cuenta, me llamó Julio César Falcioni y me dijo que iba a armar un grupo. Ahí tomé la decisión de irme para Banfield. La verdad, tuvimos un excelente año y me vino bien porque tuve continuidad y terminé por formarme como jugador profesional. El primer año quedamos subcampeones; al siguiente año, quedamos terceros y clasificamos a la Copa Libertadores por primera vez en la historia del club, y después me devolví para San Lorenzo.

¿Qué recuerda de Falcioni?

  • Es un gran técnico, gran persona, entrenador metódico, de mucha disciplina, de estar en el detalle. Lo que hizo en Banfield en ese primer año, en el que estuve, llegamos a instancias finales y quedó eliminado por Ríver. Así que de Julio solo se puede hablar que es un gran entrenador.

¿Qué pasa por su cabeza cuando le dicen que hay la posibilidad de volver a San Lorenzo?

  • Sentí en ese momento que estaba preparado para volver, debido a que había tenido tres años de buenos rendimientos, tenía muchos partidos, así que decidí regresar. Cuando llegué, el entrenador era Gorosito, después se fue y llegó el ‘Bambino’ Veira. El 2004, 2005 y 2006 no fueron buenos momentos para el equipo. De a poco se formaba una base y fuimos adquiriendo experiencia para lo que fue el 2007. Quedamos campeones.

¿Qué recuerda de ese San Lorenzo?

  • En el 2007, el equipo fue extraordinario, el técnico era Ramón Díaz, estaban  ‘La Gata’ Fernández, Silvera, ‘El Lobo’ Ledesma, Lavezzi y Sebastián Méndez. Ganamos bien el torneo y quedamos campeones a falta de dos fechas.

¿Cómo es Ramón Díaz como técnico?

  • Ramón es un entrenador con intuición, de buen paladar futbolístico y de saber elegir los jugadores.

¿Qué tiene la hinchada de San Lorenzo que la hace diferente a las demás?

  • La hinchada de San Lorenzo es única, es  una fanaticada fiel, seguidora, multitudinaria. Cuando está en las buenas, apoya. Recordemos que no es fácil jugar fuera de la cancha y encontraron en el gasómetro, cerca de Boedo, un estadio donde pueden estar, pero siguen en busca de recuperarlo, porque se lo quitaron. La hinchada de San Lorenzo es única y una de las más grandes de Argentina.

¿Cómo era Sebastián Méndez como jugador?

  • Fuerte, aguerrido, buen central, aplicado tácticamente, terminaba de cerrar bien la jugada. Quizás esas virtudes lo llevaron a jugar en Europa, lo que significa que está en nivel alto y que puede estar en la elite del fútbol mundial.

¿Cómo llegó a San Pablo?

  • Me tocó ir a San Pablo, porque en San Lorenzo se me acabó el contrato y no me iban a renovar. Se dio la oportunidad de ir a Brasil, a un club en el que había querido jugar debido a que de ahí salieron Cafú, Cení y Kaká. Ese fue el momento más alto de mi carrera. Los primeros seis meses peleamos el torneo local y quedamos subcampeones. Para el segundo semestre contrataron jugadores y quedé relegado. Cichino vuelve de la Roma y le dan prioridad a la Copa Libertadores. Terminé por jugar el torneo Paulista, después fui a Arsenal.

¿Por qué Arsenal de Sarandí?

  • Me había llamado el hijo de Grondona, sabía que me devolvía de Brasil y estaba Alfaro como técnico, que me había dirigido en San Lorenzo. Dio el visto bueno y regresé a Argentina. Encontré en ese momento un grupo excelente. El primer año fue bueno, clasificamos a las copas, y el segundo año peleamos el torneo y ganamos el Clausura 2012. También gratos recuerdos de Arsenal.

¿Cómo es Gustavo Alfaro como técnico?

  • Es un gran técnico, con similitudes con Julio Falcioni, calculador en todos los movimientos, no solo de su equipo, sino del rival, capacitado. De hecho hoy está en su mejor momento con la dirección técnica de Boca. Bien merecido lo tiene, porque ha hecho una carrera buena, fue campeón con Arsenal, San Lorenzo y otros equipos. Es un gran entrenador.

¿Por qué se retiró del fútbol?

  • Me retiré cuando salí campeón, en el 2012, antes fue la muerte de mi padre y me había pegado. Se terminó el contrato con Arsenal, no me iban a renovar y pensé que hasta ahí iba mi carrera. Me llamó un amigo que había compartido conmigo en San Lorenzo y me dijo que el presidente de Platense quería contar conmigo. Me convencieron de jugar un año con la condición de pelear campeonato. Estaba bien físicamente, lastimosamente no se logró el objetivo. Aquella tarde perdimos por penales y decidí dejar hasta ahí mi carrera, porque estaba cansando y cuando eres veterano tomas otros roles en el equipo que te desgastan mentalmente.

¿Qué recuerda de su padre?

  • Mi padre era un crac. Me acompañó siempre, era laburante, fletero. Desde joven, por problemas cardiacos, le tocó jubilarse. Agarró la camioneta y hacía mudanzas. Siempre me acompañaba hasta donde podía y los últimos años de mi carrera, por suerte, me vio jugar, me vio debutar, hacer la carrera que hice y eso me deja tranquilo.

¿El mejor consejo que le haya dicho su padre?

  • Que siguiera intentándolo y que cada día lo intentara para ser el mejor, pero no me lo decía con palabras, sino con sus hechos. Se levantaba todos los días bien temprano para conseguir lo mejor para nosotros como hijos, traía siempre el pan a la mesa, ese es el mejor ejemplo que se puede dar, más allá de las palabras. 

¿Cómo llegó a ser técnico?

  • Hice el curso por curiosidad, cuando jugaba en Arsenal, sabía que tenía que estar preparado por si me picaba “el bicho de dirigir”. Duré varios años estudiando, yendo dos días por semana a clase y, después, durante otros dos años me desvinculé del fútbol. Iba a partidos a entrenamientos a observar. En el 2016, Sebastián Méndez me llamó para integrar el cuerpo técnico en Godoy Cruz y desde ahí son 4 años de trabajo con el profe.

¿Qué le pasó por la cabeza cuando Méndez le contó sobre la oferta del Cúcuta Deportivo?

  • Recuerdo que le dije: ‘¡Vamos!’, porque somos personas que nos gustan los restos grandes, estamos preparados para levantar grupos y llevarlos  hacia los objetivos. No lo pensamos mucho, pero sí hicimos un análisis previo del grupo y del equipo, y basados en eso tomamos la decisión. Nos llevó una semana tomar la decisión y esperamos que todos los objetivos se cumplan.

¿Se arrepienten de la decisión?

  • No para nada. La hinchada, la gente que mueve el club, motiva a no arrepentirse. Si no se cumplen los objetivos no nos arrepentimos de estar acá.

¿Qué recuerda del debut contra Rionegro Águilas?

  • Muchos nervios. No sabíamos con lo que nos íbamos a encontrar, con la gente, con la respuesta del jugador, que fuera lo mismo que en la pretemporada y en los amistosos. Siempre en el primer partido hay nerviosismo y la verdad es que los chicos rompieron el hielo y nos llevamos un grato recuerdo.

¿Se han vuelto con el paso del tiempo hinchas del Cúcuta Deportivo?

  • Si total. Hoy en Colombia pensamos que solo hay Cúcuta y no hay más.

¿Cómo podemos describir a Adrián González?

  • Es difícil describirse uno mismo. Soy tranquilo, me gusta hacer lo que hago, amo jugar al fútbol, me encanta esta profesión, la adrenalina que genera, trato de ser pensante y de ser útil para solucionar los problemas.

JORDY ORLANDO CRUZ

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

DE ROPERO A LAVERDE. “Puede estar tranquilo, ese perdón hace tiempo se cumplió”.

CÚCUTA.- Un apretón de manos y un corto abrazo sirvieron para limar asperezas, olvidar el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.