A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Inicio / Destacado Barra / CARTA AL NONO RAFA. Gracias a la reventa de boletas pude volver al General
El próximo partido es el Clásico del Oriente y no he vivido el primero. Mi papá dijo que es peligroso, porque los de Bucaramanga vienen a armar pleitos y no me gusta. / Foto: ARCHIVO

CARTA AL NONO RAFA. Gracias a la reventa de boletas pude volver al General

Hola, Nono. Le cuento que el sábado volví al General de Santander para ver de nuevo al Glorioso Cúcuta Deportivo. Tenía mucho tiempo sin ir porque las entradas están por las nubes y a los niños nos cobran tarifa completa. Es verdad, cumplí 7, pero con el estadio desocupado cómo es que no nos dejan entrar sin costo. ¿Así quieren los directivos que la afición se renueve y que nazcan hinchas?

Bueno, voy a dejar las críticas para hacerlas por teléfono, porque creo que de todas maneras no me escuchan en las oficinas del club. Y se convierten en botadera de corriente, como dicen muchos adultos que escucho en las tribunas.

En esta oportunidad me gustó cómo el rojinegro le ganó (2-1) a Equidad. Le pusimos otros tres puntos en la Reclasificación y nos metimos entre los ocho mejores. Esos triunfos son los que alegran, porque tienen doble propósito. Este término es ganadero, pero aplicable en este momento al fútbol.

Nono, a pesar de estar alegre porque ganamos, me disgustaron algunos hechos que quiero comentarle, para que usted, como periodista que es, los divulgue y los comente luego con sus compadritos.

Uno. No me dejaron ingresar por la puerta de Prensa, porque los periodistas no tienen derecho a un cupito. Ah, pero Nono, la joven que no me permitió pasar tiene en mano un montón de listas que envían emisoras y páginas web con nombres dizque de locutores y comentaristas que ocupan sillas y, la verdad, no se les nota el trabajo en los medios para los que dicen que trabajan. Imagínese.

Dos. Mi papá, para no dejarme vestido con la camiseta rojinegra que tanto me gusta, me compró en reventa una boleta de esas que dan de cortesía para Occidental. Pagó $ 10.000 con miedo de que saliera chimba. El señor que se la vendió, para garantizarle que era buena, esperó hasta que yo entrara. ¿Seguridad o temor?

Tres. ¿Sabe, Nono? Esa boleta, por detrás, tenía escrito un nombre. Decía Nelson Parada, y de una vez me acordé que fue concejal y ahora es secretario en la Gobernación. ¿No sería bueno que las llevaran a los colegios para regalarlas a quienes queremos al Cúcuta y que a veces nos ven como los futuros seguidores de los motilones? Digo, para que unos pocos no se lucren.

Cuatro. No entiendo cuál es el afán de los muchachos de la Banda del Indio de asustar a los demás aficionados con esas bombas que explotan a cada nada. Eso no es nada gracioso, ni sirve como aliento al equipo. Por el contrario, creo, ayuda a espantar a los pocos hombres y mujeres que todavía van a Norte, Sur, Oriente y Occidente. Escuché que las llaman matasuegras. ¡Que susto!

Quinto. Metido en el equipo, Nono, le cuento que a la afición no le gustan ni Carmelo ni Guisao. Y me puse a pensar, al escuchar los insultos, que es imposible que se les haya olvidado jugar. El pasado dice que fueron buenos; entonces, qué les pasó. ¿Cuestión de empresarios?

Sexto. A los centrales Achucarro y López les falta concentración. Usted viera Nono, cómo se ponen nerviosos los hinchas cuando hay ataque de los visitantes. Las señoras, si pudieran, sacarían las camándulas para rezar el Rosario y pedir ayuda divina, aunque Juan Camilo siempre está atento.

Séptimo. El arquero de Equidad, de apellido Bonilla, igual al de mis primos Arnold y Juliana, tiene ínfulas de fullero. Esconde el balón, pierde tiempo de manera deliberada, hace trampa al reloj. ¿Cuándo aprenderán los futbolistas que deben ser buenos artistas y no caricatos?

Octavo. El General de Santander se ve triste sin la algarabía de las barras. Solo los del Indio se mantienen fieles. Hay que esperar a que el equipo despegue para ver de nuevo los trapos tendidos en las tribunas. Escoge partidos.

Noveno. Nono, ¿es cierto que es mejor estar de seis o siete que ser primero?

Diez. No sé cuándo vuelva al General. El próximo partido es el Clásico del Oriente y no he vivido el primero. Mi papá dijo que es peligroso, porque los de Bucaramanga vienen a armar pleitos y no me gusta. Aunque tengo una idea, Usted que es amigo de Nelson Parada dígale que me regale una boletica y otra para mi hermana. Mi mamá nos lavó la camiseta.

Su nieto, SAMUEL YAMIT

Sobre Rafael Antonio Pabón

Nací en Arboledas (Norte de Santander - Colombia), educado y formado como periodista en la Universidad de la Sabana (Bogotá), gustoso de leer crónicas y amante de escribir este género periodístico, docente en la Universidad de Pamplona (Colombia) y seguidor incansable del Cúcuta Deportivo.

Podría Interesarle

ALCALDES 2020 – 2023. Nortesantandereanos eligieron gobernantes locales

CÚCUTA.- 740.425 votantes de 1’233.800 habilitados para sufragar acudieron a las urnas, este 27 de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.